Aprende a desayunar de forma nutritiva

Alimentos como el café, jugo de frutas, panes tostados y cereales azucarados es...

03/03/2014 3:07
AA

Lejos de lo que pensamos, algunos alimentos “clásicos” del desayuno, no son los más saludables. Aquí una lista de ellos y de opciones que pueden sustituirlos y que le vendrán bien a tu organismo.   

Café. Hay bebidas que resultan ser un sustituto perfecto, dado que brindan vitalidad y energía, sin los inconvenientes de la cafeína. Es el caso de la achicoria como sustituto muy antiguo, que además es un buen tónico y depurativo para el hígado. También está la malta de cereales, los tés aromatizados o las infusiones aromatizadas.

Jugo de fruta, no como hábito. No es lo mismo tomar un jugo, por muy natural que sea, que comer la fruta fresca. Quien tiene costumbre de tomar para desayunar zumo comercial, no cumple sanamente con la recomendación oficial. En el jugo, si no se aprovecha la pulpa, se pierde fibra, que además de servir al buen ritmo intestinal, ayuda a ralentizar el paso de los azúcares. Para los meses fríos, se puede alternar el consumo de fruta fresca con fruta cocida, asada o en compota, por un refuerzo antioxidante rico en vitamina C que combine granada, zanahoria, manzana, mandarina o naranja y limón.

Cereales muy azucarados. En la elección de los cereales radica la diferencia entre hacer un desayuno muy azucarado y poco saludable, que merma energía en lugar de brindarla, y conseguir todo lo contrario. Habría que valorar la frecuencia de consumo de aquellos azucarados, chocolateados, cubiertos de miel o de chocolate, pues son una propuesta de desayuno muy mejorable. Una ración de cereales azucarados sirve más como ración de azúcares que como fuente de carbohidratos complejos, por lo que esta costumbre está muy alejada de lo recomendable. Alternativas: arroz,  nuestro propio muesli al gusto; copos inflados al natural de diferentes cereales mezclados con pasas, avellanas machacadas, coco deshidratado, etcétera.
  
Pan tostado con mantequilla y mermelada. La mantequilla es un alimento graso con una calidad de grasa poco recomendable para un consumo habitual. Cabe matizar que la cantidad convierte algo saludable en algo insano. De la mermelada, también hay que hacer una lectura atenta, y comprobar la cantidad de azúcar añadido. Escoger las más naturales, las que no llevan aditivos (o los que llevan son escasos), y que contengan una alta proporción de fruta es un criterio muy responsable. Los sustitutos pueden ser pan natural de levadura madre, panes multicereales o de pasas y nueces, untados con crema de frutos secos; un poco de mermelada natural, de miel o de melaza de cereales y puñado de frutos secos.

El mito
La idea de que un desayuno equilibrado es aquel que está compuesto por un cereal, un lácteo y una fruta es falso. Un desayuno puede no contener estos tres grupos de alimentos, y dejará de ser un problema y una preocupación para muchas personas, si a lo largo del día se cumplen con los mínimos requisitos de dieta balanceada. (Con información de 20 minutos)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: