CARGANDO

Escribe para buscar

Alimentación ayuda a tener buen bronceado

buenavida

Alimentación ayuda a tener buen bronceado

Compartir

Vienen las vacaciones de verano y el principal objetivo de aquellos que visitan la playa es llevarse a casa un buen bronceado para cambiar la apariencia física por algunos días.

Pero para lucir una piel morena no es necesario abusar de la exposición a los rayos del sol, el experto en estética y cirugía, Moisés Martín Anaya explica que llevar una buena crema para proteger la piel y consumir espinacas, lechugas, mango, kiwi, calabaza o zanahoria durante el verano y de manera habitual nos puede ayudar a tener un buen bronceado.

El especialista refiere que estas frutas y verduras, por su contenido en betacaroteno y alfacaroteno, precursoras de la vitamina A, protegen la piel de los daños que pueden causar los rayos solares y además incrementan la formación de melanina, una defensa que tiene el cuerpo para protegerse de las radiaciones del sol.

El Dr. Moisés Martín Anaya señala que mucha gente piensa que cuando la piel está bronceada ya se está protegido del sol, pero eso no es verdad.

La radiación solar, señala, produce un efecto acumulativo en las células y aunque no haya quemaduras, no previene el daño a largo plazo que ocasiona el sol. Y es que, los rayos dañan las células, el núcleo, y empiezan a funcionar de una manera anárquica y hace que se incrementen los casos de cáncer de piel.

De hecho, una exposición prolongada al sol durante la juventud es garantía de tener una piel envejecida en la edad adulta, dice el médico.

 Si llegamos a la fecha de vacaciones y no tomamos las precauciones alimentarias debidas, Martín Anaya sugiere los siguientes consejos para evitar lastimar la piel y la presencia del cáncer de piel:
 

  • Procurar una buena hidratación para que la piel no se seque
  • Las cremas protectoras que nos apliquemos deben tener un factor de protección solar arriba de 15
  • La crema protectora se debe aplicar 30 minutos antes de exponerse al sol
  • Aplicar la crema protectora cada dos o tres horas
  • Si te bañas, debes volver a aplicar la crema protectora
  • Lo mejor es evitar exponerse al sol entre las 12 y las 17 horas
  • Utilizar ropa holgada

Pero el sol no es nuestro enemigo, tomadas las debidas precauciones, nos da vitamina D, que tiene una función como antidepresivo, libera hormonas y da una sensación de bienestar.
(Con información de 20minutos.es)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *