CARGANDO

Escribe para buscar

Al año mueren 80 mil mexicanos por infarto

Corazón

Al año mueren 80 mil mexicanos por infarto

Compartir
Debido a que más de la mitad de los pacientes que tienen un infarto agudo al miocardio no llega al hospital y que las complicaciones de la aterosclerosis son la primera causa de muerte en México y en el mundo, el Instituto Nacional de Cardiología (INC) “Ignacio Chávez” cuenta con tecnología para revisar a pacientes a través de una aplicación para lectura, interpretación y guías locales de detección de infarto agudo al miocardio y fibrilación auricular que es utilizada en 73 hospitales.
 
“Los servicios de salud de estos hospitales cuentan con un cardiólogo las 24 horas, ellos nos mandan el electrocardiograma y nosotros podemos interpretarlo y decirles si el paciente que llegó con síntomas cardiacos como dolor agudo en el pecho que se recorre al brazo, sudor y náuseas necesita medicamento para ganar tiempo”, dice Marco Antonio Martínez Rios, director del instituto.
 
Este programa de atención al paciente con riesgo cardiaco prevé que sea atendido inicialmente con una fibrinólisis que consiste en la aplicación de un medicamento en la vena para reducir el coágulo en la arteria coronaria.
 
A todo paciente que llegue con síntomas cardiacos se le practicará un electrocardiograma y se mandará al Instituto Nacional de Cardiología para hacer un diagnóstico inmediato y evitar la angeoplastia primaria, que consiste en introducir una sonda en el paciente para limpiar la arteria coronaria.
 
El corazón en números
En México mueren al año 80 mil personas por infarto al miocardio y únicamente existen 4 mil 500 cardiólogos cuando se necesitarían mínimo 10 mil para los requerimientos del país. Sin embargo, Martínez Ríos, destacó que este tipo de programas que mantiene el instituto ayuda a salvar vidas.
 
El porcentaje de defunciones que tiene el hospital es de 7 por ciento, por debajo de la media internacional que es de 23 por ciento. Indicó que anualmente el Instituto otorga 122 mil consultas médicas, cinco mil pre-consultas, y se realizan mil 800 cirugías a corazón abierto, además atiende 11 mil servicios de urgencias.
 
En conferencia de prensa destacó que el Instituto Nacional de Cardiología (INC) “Ignacio Chávez” atiende la tercera parte de los casos de cardiopatías congénitas del país, lo que se traduce en dos mil cirugías de alta complejidad al año, con estándares comparables a naciones de primer mundo.
 
Además destacó las cirugías más novedosas con las que cuenta el instituto como las que se les practican a los recién nacidos a los que se les detectan malformaciones congénitas y son intervenidos minutos después de su nacimiento gracias al convenio con el Instituto Nacional de Perinatología “Isidro Espinosa de los Reyes”, para la atención de cardiopatías congénitas, por lo que al momento que se detecta el problema, se procede a realizar la cirugía al recién nacido.
 
El especialista señaló que la formación de recursos humanos es otra de las áreas relevantes, y que en más de 250 especialistas de alto nivel mexicanos y extranjeros se han formado en el instituto.
 
“A lo largo de la historia del instituto se han formado más de tres mil médicos especialistas de diferentes países del mundo, entre los que se encuentran China, España, Alemania, República Dominicana, Argentina, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, entre otros”, comentó.
 
Destacó que de los mil 500 miembros del Sistema Nacional de Investigadores, 100 son del Instituto Nacional de Cardiología, quienes desarrollan diferentes trabajos en el campo médico y clínico.
 
Hipertensión y obesidad, dañan corazón
El doctor Martínez Ríos resaltó las investigaciones de vanguardia que lleva a cabo en campo de las enfermedades cardiovasculares, las cuales están orientadas a reducir la prevalencia de estos padecimientos, que en nuestro país representan la primera causa de mortalidad.
 
Explicó que entre estos trabajos, destacan dos protocolos de investigación clínica, únicos en el mundo. El primero para determinar los riesgos de padecer hipertensión en población de 15 a 45 años, y el otro, para identificar los daños que ocasiona el sobrepeso y la obesidad al corazón en niños.
 
Este último, dijo, se efectuará en 600 escolares de primaria y secundaria de la delegación Tlalpan, a quienes se les realizará estudios de glucosa, química sanguínea, electrocardiograma y ecocardiografía.
 
Una vez que se tengan los resultados, dijo, se podrán diseñar políticas de salud para combatir las enfermedades cardiovasculares por grupo de edad.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *