Cinco cosas que las mujeres odian en la intimidad

El amor no es exclusivo de unos pocos privilegiados, el amor es para vivirse en...

22/08/2016 9:00
AA

El acto sexual es cosa de dos y cada vez estamos más concienciados de que hacer disfrutar a nuestra pareja es casi tan importante como nuestro propio disfrute personal.

Los errores  más comunes que se cometen en la intimidad no deben pasar inadvertidos, son esos pequeños detalles que para muchos pueden no tener importancia, pero que si no se corrigen pueden incluso ser causa del termino de una relación

Esto es lo que no desean las mujeres de los hombres en la intimidad:

  1. Que creas que sólo su placer importa

Una cuestión que se establece como necesaria es que se deje de pensar que las mujeres estamos al servicio de los hombres. Un error común es buscarnos para su satisfacción personal, y eso, ¡merece un tache!

  1. Que nos juzguen por expresar nuestras necesidades

Aún hay muchos hombres que se espantan y hasta juzgan a las mujeres que expresan sus necesidades. Algunos van mucho más allá y sienten que las sugerencias son un ataque a su masculinidad, lo que había de poca madurez, y mucho egoísmo.

  1. Que no dediquen tiempo al preámbulo

Una de las razones por las que sigue sin encontrarse un remedio, poción o fármaco capaz de ayudar a las mujeres con el tema del deseo femenino, habla de los complejos que es nuestro cuerpo. En nosotras las sensaciones y las emociones van de la mano. Y el preámbulo es la herramienta para lograrlo. ¿Sabes lo que le gusta a tu esposa? ¿Te has esforzado por saberlo siquiera?

  1. Que limiten la intimidad al acto

El acto es el desenlace natural cuando dos cuerpos se buscan y se encuentran, pero de ninguna manera intimar es quitarse la ropa. Y hablando desde el punto de vista femenino, les garantizo que el acto de desnudarnos las almas es mucho más placentero para nosotras.

  1. Que nos acaricien sólo por conveniencia

Las mujeres deseamos que nos toquen para algo más que tener intimidad. ¿Les ha pasado convivir con una persona que nada más se acerca cuando quiere algo? ¿a que terminan cayendo mal, e incluso provocar rechazo? Bueno, permíteme decirte que lo mismo pasa en la alcoba, las caricias son una necesidad del espíritu y no sólo del cuerpo.

(Con información de Familias.com)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: