CARGANDO

Escribe para buscar

UNAM cultiva huesos y piel humanos

especiales

UNAM cultiva huesos y piel humanos

Compartir
Para reparar o sustituir huesos y piel humana que hayan sido dañados por alguna causa, académicos de la UNAM se encuentra cultivando piel a partir de la denominada ingeniería de tejidos.
 
Después de crear un modelo in vitro con células, biomateriales y factores para que piel o hueso crezcan y funcionen correctamente, los cultivos se trasladan a un modelo in vivo, indicó Andrés Castell Rodríguez, jefe del Departamento de Biología Celular y Tisular de la Faculta de Medicina de la UNAM.
 
Las estructuras (o andamios) tridimensionales permiten a los cultivos tomar la forma del sitio donde serán colocados, y tanto su trasplante como su funcionamiento son más efectivos.
 
La llamada ingeniería de tejidos, como indicó el especialista, se vale de la combinación de otras especialidades como la histología, la inmunología, la bioquímica, las ciencias de los materiales y la cirugía.
 
Los investigadores de la UNAM que se encuentran cultivando piel humana la utilizan como parches para reparar problemas a pacientes con quemaduras o cicatrices con gran retracción cutánea. 
 
“Con esta técnica se toma una biopsia de la propia piel del paciente, lo que evita un posible rechazo; luego la cultivamos en pequeñas cajas y la expandimos. Podemos producir dos metros cuadrados en 20 días”, señalaron los investigadores.
 
No obstante los parches de piel no cuentan con vello, mielanocitos (los cuales protegen la piel de los rayos ultravioleta) ni glándulas, los investigadores ya se encuentran perfeccionándola. 
 
Cultivo de huesos
 
Respecto a la producción de hueso, Castell Rodríguez y su equipo ya se encuentran trabajando con un estudio específico para poder reparar problemas de pérdida de masa ósea por fractura u otras causas a partir de células de médula ósea. 
 
Al mismo tiempo se ha trabajado con dos pacientes del ISSSTE que sufrieron fracturas de fémur, a los cuales se les coloca células de médula ósea provenientes de cadáveres para ver si es posible recuperar el volumen perdido. 
 
De acuerdo con los expertos, dicho estudio concluirá alrededor de mayo de 2012. 
 
Castell y sus colaboradores también tienen pensado crear, a mediano plazo, una Unidad de Ingeniería de Tejidos en la FM, para producir diversos tejidos y órganos destinados a hospitales. (Fuente: UNAM)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *