CARGANDO

Escribe para buscar

Tres razones por las que tus zapatos huelen mal

buenavida Vida Sana

Tres razones por las que tus zapatos huelen mal

Compartir

En algún momento todos hemos tenido un par de zapatos que no huele bien y aunque le echemos talco el olor no se va, ¿por qué les pasa esto?

Ana Esther Levy, podóloga y directora clínica de LEVEN Clínica del pie (Madrid), explica que el mal olor se produce por una degradación del sudor, humedad y descamación de la piel, que provocan un aumento de las bacterias en la superficie del calzado, aunque también hay otros motivos.

“En ocasiones, este no es el motivo principal y son infecciones en la piel o las uñas del pie producidas por bacterias y/u hongos que generan secreciones o residuos que impregnan el tejido del calzado”, dice.

Entre algunas de las razones por las que se produce el mal olor se encuentran las siguientes tres:

No te lavas bien los pies

Elena Tévar, de la Clínica Dermatológica Internacional (Madrid), indica que no lavar bien los pies al bañarnos, puede provocar hongos.

“Hay que realizar una higiene diaria adecuada, insistiendo en los espacios entre los dedos. Esto mismo sirve de cara al secado: es fundamental secar de forma correcta los espacios interdigitales, ya que la persistencia de humedad en esta zona puede favorecer la colonización por hongos”, detalla.

Usar los mismos zapatos todos los días

El podólogo Francesc Monés, del Centro Podológico Monés (Barcelona), indica que por más que nos gusten un par de zapatos, hay que evitar usarlos a diario, sobre todo si eres de los que sudan mucho.

“Es importante que el calzado esté totalmente seco antes de volverlo a usar”, dice.

De igual manera, recomienda cambiar los calcetines al medio día o cada vez que realicemos una actividad que cause sudoración en los pies, pues así se eliminará la humedad y no se acumulará a lo largo del día.

Usar zapatos baratos

Ana Esther Levy menciona que el problema del calzado económico es que está elaborado con materiales como el silicón, poliéster y acrílicos, que dificultan la transpiración y aumentan la humedad y la temperatura del interior del calzado y del pie.

“Esto modifica su pH y crea un caldo de cultivo óptimo para los microorganismos responsables del mal olor”, menciona.

¿Cómo combatirlo?

Los especialistas coinciden que hay cuatro cosas que pueden ayudar a eliminar el mal olor.

  1. Utiliza desodorantes como polvos o sprays. Recuerda que debes aplicarlo antes de que se produzca el sudor.
  2. Al quitarte los zapatos, deja que se ventilen unos minutos. “Exponerlos directamente al sol más de 15 minutos podría cuartear y dañar el tejido del calzado”, dice Levy.
  3. Espolvorea bicarbonato de sodio.
  4. También puedes aplicar alcohol a la plantilla o utilizar las bolsas de gel que vienen en los productos nuevos como bolsas o carteras que ayudan a prevenir la humedad. No abuses de ellos porque pueden dañar la piel.

(Con información de as.com)

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *