Tratan enfermedades y discapacidad con perros

Los perros pueden ser parte de una terapia ante alguna circunstancia médica, pe...

19/07/2013 2:55
AA

Niños huérfanos, o que han padecido violencia, así como personas con algún tipo de discapacidad encuentran alivio y mejoría emocional y física al convivir con perros entrenados que pertenecen a un movimiento llamado Mascoterapia.

Se trata de 18 perros entrenados, y dirigidos por la entrenadora Emilia Ibarra y sus colegas, quienes de forma gratuita brindan este tipo de terapia canina de forma gratuita.

Ya se ha confirmado que la terapia con perros ha beneficiado a niños que padecen autismo.

Emilia entrenaba perros de rescate y reconocimiento en la UNAM, y al mudarse a Querétaro comenzó a trabajar con su perras labrador, dando terapia a una niña con autismo.

“Empecé a estudiar, a involucrarme y ahora somos una asociación civil. Aprendí todo lo natural que tiene el perro, el amor incondicional, él no juzga, no condena, no pone condiciones, da su amor” , expresa.

El grupo de mascoterapia se traslada en conjunto al parque Querétaro 2000, y ahí, en un área grande, conviven animales y niños, y estos últimos aprenden a respetar a las mascotas y a trabajar en equipo.

La entrenadora explicó que la relación entre los niños y las mascotas tiene muchos beneficios cuando se trata de enfrentar casos de niños maltratados o violentados, así como de personas con discapacidad, además que es posible modificar conductas negativas.

No obstante, reveló que no cualquier perro puede brindar terapia, ya que se necesita que tenga un temperamento equilibrado , perros a los que les guste estar con la gente y que tengan un amplio umbral del dolor, “porque si una persona se cae encima de mi perro y mi perro la muerde, no es un buen perro de terapia” .

“Los niños con Síndrome de Down son efusivos, si el niño lo aprieta y lo aprieta y el perro no tiene estas características, puede llegar a morder, porque no tiene tolerancia al dolor” , explicó.

Otra actividad que tienen los perros es el acompañamiento, ya que hay perros que no pueden trabajar como guías o frente a alguna discapacidad, pero sí acompañar a las personas  que la padezcan, evitando que la gente se sienta sola, y esto es importante, tomando en cuenta que las personas con estos problemas suelen tener dificultad para socializar.

“Me ha tocado gente que dice: pobres, los tienen trabajando, pero el perro ama su trabajo, por el placer de trabajar con las personas con discapacidad. Cualquier perro debe amar lo que hace y nosotros los debemos respetar” , concluyó. (Con información de El Universal)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: