LOADING

Type to search

Terapia no hormonal contra sofocos

De Mujeres

Terapia no hormonal contra sofocos

Share

Hasta ahora el único tratamiento conocido contra los sofocos de la menopausia y otros malestares, había sido la terapia hormonal, pero la FDA, encargada de la regulación de alimentos y medicamentos en Estados Unidos, ha dado su aprobación para una nueva terapia sin hormonas.

Hace unos días no habían aprobado el nuevo tratamiento porque decían no era suficientemente eficaz contra los sofocos, pero fue el viernes cuando dieron el viso bueno.

Brisdelle, es el nombre de la terapia y de acuerdo con  Noven Pharmaceuticals, laboratorio creador del tratamiento está compuesto por una dosis baja de un conocido antidepresivo denominado Paxil, que se viene utilizando desde hace tiempo en dosis mayores.

Los expertos refieren que por primera vez la FDA no ha atendido de forma usual a sus paneles de expertos, porque dicen, aun no se tiene toda la evidencia necesaria para el uso de este nuevo fármaco, tan solo se tienen de ensayos clínicos.

En los ensayos de utilizó una comparación del fármaco con un placebo,  en unas mil 175 mujeres con una media de 10 sofocos diarios. Después de 12 semanas, aquellas que habían tomado la nueva terapia tuvieron una media de casi seis episodios menos al día en comparación con una reducción de cuatro o cinco episodios diarios en aquellas que recibieron el placebo.

Aunque la diferencia fue estadísticamente significativa, muchos miembros del comité de expertos dijeron que esa diferencia podría no ser tan grande en la vida real.

En cuanto a los efectos secundarios se encuentran un aumento de las ideas o conductas suicidas, de forma similar a la que describen otros fármacos que contienen paroxetina.

Así como síntomas más habituales tales como:

Algunos expertos especulan que esta decisión tan drástica y polémica de la FDA pudo haber derivado de una falta de tratamiento contra los sofocos, y la relación que se ha señalado de las terapias hormonales con un aumento en enfermedades vasculares y cáncer mamario.

Hylton V. Joffe, director del departamento de productos reproductivos y urológicos de la FDA, indicó en un comunicado que “hay un significativo número de mujeres que sufren sofocos relacionados con la menopausia y que no pueden o no quieren utilizar tratamientos hormonales”.

Desde que hace más de una década se empezaran a conocer los riesgos de la terapia hormonal sustitutiva, los ginecólogos han empezado a recomendar otras alternativas.

“Muchas mujeres que acuden a la consulta porque tienen síntomas llamativos, al conocer los riesgos que conllevan la terapia hormonal, se echan para atrás”, explicó Sandra Ponce, especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Getafe de Madrid. (Con información de El Mundo)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *