CARGANDO

Escribe para buscar

Síntomas de la endometriosis que desconoces

De Mujeres Salud y prevención

Síntomas de la endometriosis que desconoces

Compartir

La endometriosis aparece en mujeres en periodo reproductivo y puede surgir después de las primeras menstruaciones. Los signos más fuertes aparecen entre los 25 y 35 años. Esta dolencia no tiene cura definitiva, pero si existen tratamientos que pueden mejorar la calidad de vida. El ejercicio físico y una alimentación saludable son fundamentales para ayudar a la eficacia de los procedimientos médicos.

Hay señales que nos avisan de la enfermedad, pero pueden pasar inadvertidas o relacionarse con otros malestares. Estos son lo síntomas más comunes:

Cólicos menstruales muy intensos

Cuando la mujer menstrua, esa capa interna del útero de desprende, sangra y se expulsa por vía vaginal. Así, en las mujeres con endometriosis, durante el periodo de menstruación, existe el sangramiento y una inflamación en estos otros órganos lo que genera aún más dolor.

A veces, la aparición de los cólicos no tiene motivo real aparente. El dolor no es un síntoma natural en la vida de la mujer. Por eso, tienes que estar atenta si pasas por un período más doloroso de lo común.

Describe lo que sientes a tu ginecólogo para que analice las causas y te oriente sobre el mejor tratamiento.

Dolores durante las relaciones sexuales

Siempre debes recordar que las relaciones sexuales deben causarte placer y nada más. Si existe dolor, es porque algo no está bien. Son muchas las que desconfían de este síntoma y pocas las que le atribuyen a la endometriosis los dolores durante el sexo.

Pero, ¿cómo saber si está verdaderamente relacionada con esta dolencia? ¿Será uno de los síntomas de la endometriosis? ¿Y si esta molestia que siento es algo normal?

Debes saber que entre las características del dolor por endometriosis están:

  • Se trata de un dolor cíclico.
  • Es de fuerte intensidad.
  • Aumenta progresivamente.
  • Está asociado al mismo que se siente durante el período menstrual.
  • No sentirías mejora con analgésicos comunes.

Infertilidad

La inflamación crónica en la pelvis puede impedir la implantación del embrión en el útero. La buena noticia es que, en el caso de que presentes este problema, tu fertilidad puede ser restablecida con el tratamiento adecuado.

Eso sí, necesitarás paciencia y un control preciso. Debes acudir a tu ginecólogo y seguir cada instrucción que te dé en lo respectivo a medicamentos y tiempos.

Alteraciones y dolor en el intestino durante el sangrado menstrual

En el periodo menstrual, las lesiones de endometriosis en el intestino provocan inflamación y dolor intestinal y todos los síntomas asociados a ellos, tales como:

  • Gases
  • Hinchazón
  • Flatulencias
  • Cólicos menstruales
  • Sangrado en las heces
  • En casos más graves, obstrucción intestinal

Dolor al orinar

Así como los intestinos, la vejiga también se encuentra en la región afectada por la endometriosis y puede sufrir las mismas alteraciones cuando baja tu sangrado menstrual. Puedes sentir más dolor cuando orinas, incluso puedes sangrar.

En los casos más severos, la endometriosis puede comprometer los urétres, que son las estructuras que transportan la orina de los riñones para la vejiga, y puede llegar a complicar los riñones también.

Dolor pélvico crónico

La endometriosis puede involucrar a varios órganos en la pelvis y desarrollarse a lo largo de muchos años. Con el pasar del tiempo, puedes pasar a sentir dolor continuo, independientemente de la menstruación.

Esta dolencia es llamada dolor pélvico crónico y trae un gran impacto en la calidad de vida de estas mujeres, ya que les interfiere con sus deberes profesionales, personales y sexuales.

Presta atención a los síntomas de la endometriosis

Si prestas algunos de estos síntomas de la endometriosis confía en tus sospechas y busca un tratamiento.

Piensa que si dejas que el tiempo pase podrías encontrarte con situaciones incómodas en tu vida diaria. Tu salud futura puede comprometerse si hoy no le prestas atención a los mensajes que manda tu cuerpo. No te conformes con tratar el dolor inicial o las primeras molestias.

Siempre es mejor atacar el problema real desde el inicio y evitar su crecimiento.

(Con información de Mejor con Salud).

 

 

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *