CARGANDO

Escribe para buscar

Siete ejercicios contra el dolor de cuello

Rutinas de ejercicio Vida Sana

Siete ejercicios contra el dolor de cuello

Compartir

¿Te ha pasado que tras estar en una postura por mucho tiempo, sientes dolor en el cuello que te impide caminar bien o hacer tus actividades?

El ritmo de vida actual es una de las principales causas del dolor cervical, pues hay un desequilibrio de los huesos, tendones, nervios y músculos.

Para tratarlo, se puede recurrir a los medicamentos aunque también existen algunos ejercicios que mejoran el malestar y que incluso pueden prevenirlo, por lo que es recomendable practicarlos a lo largo del día aunque no tengas molestias.

Para que cuides tu cuello, espalda, hombros y cabeza, a continuación te decimos siete ejercicios súper sencillos de hacer. Recuerda que todos los movimientos deben ser lentos, sin forzar y de preferencia hacerlos cuando el cuello esté caliente, así como hacer cinco repeticiones de cada uno.

Giros laterales

Siéntate con la espalda recta apoyada sobre el respaldo de tu silla y tus manos sobre las rodillas.

Gira todo lo que puedas tu cuello hacia la derecha y trata de que la barbilla quede a la altura del hombro.

Vuelve a la posición inicial y ahora gira a la izquierda. Mantén cada posición durante unos segundos.

Flexión lateral

Con la misma postura del ejercicio anterior, lleva tu oreja derecha lo más cerca que puedas del hombro sin levantar el brazo.

Haz presión por cinco segundos y alinea tu cabeza antes de flexionar el lado izquierdo.

Flexión atrás y adelante

Siéntate en una silla sin que esté pegada a la pared, y lleva tu cabeza hacia atrás como si miraras el techo.

Abre tu boca un poco para que no haya tensión en la mandíbula y mantén tu espalda recta.

Vuelve a la posición inicial y luego flexiona hacia adelante para tocar tu pecho con tu barbilla lo más cerca posible.

Eleva los hombros

En la misma posición, coloca tus manos sobre tus muslos o rodillas, y eleva los hombros hasta que toquen las orejas.

Regresa a la postura inicial y baja los hombros todo lo que puedas.

Mariposa

Recuéstate en la cama o una colchoneta y coloca tus manos atrás de la nuca con los dedos entrelazados. Tus codos quedarán a los laterales de tu rostro.

Después, lleva los brazos a los costados para que los codos toquen el colchón.

Postura de loto

Siéntate en el suelo y entrelaza las piernas. Si es posible, coloca una pierna sobre la rodilla opuesta.

Mantén tu espalda recta en la posición por unos minutos.

Rotación completa de cabeza

Haz un círculo imaginario lento con el cuello y abre tu mandíbula cuando tengas la cabeza atrás.

(Con información de Mejor con Salud)

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *