CARGANDO

Escribe para buscar

Salud sexual, sinónimo de bienestar

Sin categoría

Salud sexual, sinónimo de bienestar

Compartir

Cuando el individuo cuenta con una buena salud sexual goza también de bienestar y esto ayuda a mantenerse en ciertas condiciones  para tener una vida más larga y saludable. 

 Así lo confirmó en entrevista exclusiva para SUMÉDICO, Verónica Delgado, psiquiatra y terapeuta sexual, tras su participación en el primer encuentro de embajadores para la educación sexual llevado a cabo en junio pasado. 
 
La salud sexual se define como la experiencia del proceso permanente de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad. Se puede reconocer y expresar tanto en el plano personal, social y en la vida de pareja. 
 
De acuerdo con la especialista, cuando la mujer o el hombre cuentan con una salud sexual plena se traduce en bienestar. 
 
“Cuando una mujer se siente muy bien consigo misma, con sus funciones, con su cuerpo, con la forma en que se relaciona con otras, que no tiene ningún problema en cuanto a su respuesta sexual; es decir, con su experiencia erótica que la disfruta, que la busca, que la procura, eso igual ocurre con los varones. Cuando hay una experiencia de bienestar en diferentes niveles en lo personal, en la interacción, esto se va a traducir en más años de vida, pero saludables y plenos”. 
 
Explicó que un aspecto central de la salud sexual es la sexualidad, misma que abarca: reproducción, sexo, identidad de género, papeles de género, orientación sexual, erotismo, placer e intimidad. 
 
Salud sexual, tema cultural 
Verónica Delgado indicó que la infertilidad y las disfunciones sexuales representa un impacto en la salud sexual de la pareja. 
 
Dichos aspectos negativos se reflejan en: menor contacto físico, temor a que la pareja se excite, la vida erótica pierde sentido placentero, devaluación de la autoimagen, frustración, temor a ser rechazado, vergüenza, idea de “no servir”, conductas de sabotaje, evasión de intimidad, conductas de hostilidad y revancha, así como sensación de fin a la relación. 
 
Por esta razón, recomendó a las parejas tratar este asunto con especialistas a fin de obtener información sobre la relación que pueda influir en la evolución y contar con información sobre el inicio y la evolución de la problemática. 
 
Sostuvo que al hablar de infertilidad y disfunciones sexuales, son casos que se complican principalmente con los hombres, debido a aspectos culturales. 
 
“Las disfunciones más frecuentes en los varones como la eyaculación precoz es como un atentado a su masculinidad  y resulta muy complicado para muchos, hasta en una situación como de pena y de vergüenza de ir a decirle a otro que tiene un problema. Y en lo simbólico es restarse esa imagen de ser hombre. Entonces es una actitud de evitación o negación”. 
 
La especialista agregó que lo ideal es incitar al varón a platicar sobre el asunto, primariamente con su pareja y, de ser posible, engancharlo a una consulta. 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *