LOADING

Type to search

¿Sabes lo que es la Investigación Clínica?

especiales

¿Sabes lo que es la Investigación Clínica?

Share

En la mayoría de las ocasiones, cuando se escuchan las palabras “Investigación Clínica”, la gente imagina que se trata de un laboratorio en donde las personas se rentan como conejillos de indias para someterse a pruebas científicas de diversos medicamentos. 

La descripción anterior puede estar tan fuera de la realidad como dentro. No obstante, los “conejillos de indias” no se alquilan ni reciben una compensación económica, pero sí se someten a pruebas de nuevos fármacos para tratar ciertos padecimientos.

Para ahondar más en el tema, y de paso derribar algunos mitos respecto a los procedimientos de la Investigación Clínica, SUMEDICO platicó con la doctora Gabriela Dávila, Directora de Investigación Clínica de Pfizer, quien refirió que en México, sobre el tema, las cosas son muy claras.

“Hay mucha ignorancia sobre el tema, hay un tabú respecto a la Investigación Clínica sobre todo por las pruebas que se hicieron durante la II Guerra Mundial, pero eso ya es historia, porque ya hay países que apoyan y contemplan la Investigación Clínica. El problema es la ignorancia, que la gente no sepa en realidad de qué se trata. Pero la Investigación Clínica es también una plataforma para el desarrollo  científico y de competitividad económica que ayuda a México”, asevera la doctora.

Asegura también que la Investigación Clínica es aceptada como recurso por las personas cuando en realidad lo necesitan, cuando es imperativo buscar otra alternativa para el mal que padecen porque los tratamientos se han vuelto una carga económica y es necesario probar nuevos métodos.

“En México hay toda una serie de regulaciones locales que permiten aplicar la Investigación Clínica. Sobre todo porque se convierte en una ayuda para solventar problemas familiares como todo lo que conlleva una enfermedad. La Investigación Clínica pasa por un protocolo de aprobación por un comité de ética y la autoridad sanitaria que es la Cofepris, y necesitamos licencia para importar el medicamento, todo esto sirve para hacer las cosas bien. El protocolo se realiza en institutos de salud, hospitales del IMSS e ISSSTE, lo que sustenta el asunto y desaparecen los argumentos negativos”, asegura.

De igual manera, la doctora Dávila comenta que la gente misma es la que se acerca para preguntar si pueden participar en un proceso de Investigación Clínica porque han visto el anuncio en alguna parte o bien porque se los han comentado. Por lo que pide a las personas que se fijen muy bien en dónde observan los anuncios, ya que en muchas ocasiones puede tratarse de gente que no cumple con los requisitos.

Sobre el tema del dinero que se les paga a los participantes (que incluso pueden ser niños), la doctora revela que no existe pago alguno, pero sí se firma un convenio durante el cual el participante queda protegido ante cualquier problema derivado de la investigación, incluso antes de comenzar a probar el fármaco.

La doctora Dávila es enfática cuando dice que cualquier persona es candidata a ser sujeto de Investigación Clínica, siempre y cuando cumpa con requisitos y protocolos, para poder ingresar a la fase de investigación con un fármaco.

“Los pacientes del protocolo de investigación son pacientes muy cuidados, a los que se les trata como si estuvieran en un invernadero, se les crea el ambiente adecuado si cumplen con ciertas características. Todo es transparente y claro, hay comunicación con el médico, todo para cuidar de la salud del paciente”, finaliza.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *