CARGANDO

Escribe para buscar

Rotación de horario, peligroso para mujeres

De Mujeres

Rotación de horario, peligroso para mujeres

Compartir

 De acuerdo con una investigación presentada en la conferencia anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, de Londres, cuando las mujeres tienen trabajos con rotación de horarios, esta condición les causa problemas y desajustes menstruales y en su periodo de fertilidad.

Al respecto Jill Rabin, jefa de atención ambulatoria, obstetricia y ginecología del Centro Médico Judío de Long Island, en New Hyde Park, Nueva York, y que no participó en la investigación, afirmó que toda mujer que busca un embarazo debe tener una rutina regular y saludable, que la rotación de horarios no le brinda.

Para llegar a sus conclusiones, los investigadores analizaron todos los estudios sobre el trabajo en turnos y la reproducción publicados entre 1969 y 2013.

Con los datos de más de 119 mil mujeres revelaron que las que trabajaban en turnos (turnos alternados en las tardes y en las noches) tenían un riesgo un 33% más alto de problemas menstruales y un riesgo un 80% más alto de problemas de fertilidad que las que trabajaban en un horario regular.

Las mujeres que solo trabajaban de noche no tuvieron un riesgo estadísticamente mayor de problemas menstruales o de fertilidad, pero sí tuvieron un mayor riesgo de pérdida del embarazo, halló el equipo.

El aumento en el riesgo de pérdida del embarazo no se observó entre las mujeres que trabajaban de noche como parte de un patrón de turnos.

Los investigadores afirmaron que este problema se debió a la alteración del ritmo circadiano con el que trabaja el cuerpo humano, y al alterar sus funciones biológicas ocurrían estas anomalías.

Mientras que en específico el trabajar por las noches, puede generar problemas en las mujeres que se encuentran en el último tercio del embarazo.

Para explicarlo, Rabin mostró los factores que pueden desequilibrar las funciones biológicas al alterar los turnos de trabajo en un embarazo ya avanzado, porque el estrés al que se somete al cuerpo aumenta cuando se tiene un horario alterado.

“El estrés en sí puede alterar el ciclo de producción normal de las hormonas femeninas, contribuyendo en última instancia a unos malos resultados reproductivos, irregularidades menstruales, bebés de peso bajo al nacer, infertilidad y parto prematuro”, advirtió la Kecia Gaither, directora de medicina materna y fetal del Hospital y Centro Médico de la Universidad de Brookdale en la ciudad de Nueva York.

“El estrés se puede manifestar de varias formas, como la falta de sueño”, añadió.

Sin embargo, no todo el mundo puede cambiar de trabajo, así que “las mujeres en esas circunstancias laborales deben pensar en prestar una mayor atención a algunas de las señales de advertencia, como las irregularidades menstruales (una desviación de la frecuencia y la duración del ciclo normal), para prevenir cualquier problema reproductivo futuro”, aconsejó Gaither.

Para contrarrestar algunas de las posibles anomalías es que las mujeres reduzcan su ingesta de productos estimulantes como el café y el alcohol, y por el contrario darse un tiempo para tomar siestas. (Con información de Medline)

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *