CARGANDO

Escribe para buscar

Relacionan alcohol con problemas de postcirugía

especiales

Relacionan alcohol con problemas de postcirugía

Compartir
Las personas que acostumbran beber más de dos copas al día pueden padecer más complicaciones después de enfrentar una cirugía, en contraste con las personas que no beben o tienen un consumo moderado de alcohol, esto según una revisión de estudios.
 
“El análisis confirma que el alcohol y las cirugías son una mala combinación”, declaró Bolette Pedersen, del Centro de Promoción de la Salud Clínica de Bispebjerg y del Hospital Universitario de Frederiksberg.
 
Lo que no está claro es el efecto que tendría sobre el pronóstico posquirúrgico si un paciente deja de beber antes de la intervención, comentó Pedersen, quien no se involucró en la revisión.
 
Las infecciones y la demora en la cicatrización de las heridas fueron las complicaciones más comunes asociadas con la ingesta excesiva de alcohol, según explicó Marie Eliasen, autora principal de la revisión, que pertenece al Instituto Nacional de Salud Pública de la Universidad del Sur de Dinamarca.
 
Eliasen y su equipo de investigación analizaron los resultados de 55 estudios sobre el consumo de alcohol previo a intervenciones quirúrgicas y las complicaciones que conllevaría 30 días después, incluyendo cirugías de cabeza y cuello, abdomen y ortopedia por una amplia gama de afecciones que no estaban asociadas con el uso del alcohol.
 
La baja ingesta de alcohol no está relacionada con las complicaciones después de una cirugía, pero la líder del estudio advirtió que hay pocos estudios dirigidos a los que beben poco.
 
“Además, el alto consumo de alcohol eleva la respuesta endocrina al estrés quirúrgico, lo que podría agravar las enfermedades existentes y reducir la coagulación sanguínea. Esto aumenta el riesgo de sangrados y demora los procesos de curación de las heridas”, concluyó. (Con información de MedlinePlus) 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *