CARGANDO

Escribe para buscar

Refréscate con un Vinho Verde

Dietas y Recetas Vida Sana

Refréscate con un Vinho Verde

Compartir

El vino es un clásico que nunca falta en una celebración. Blanco, tinto, rosado, espumoso… Quien más y quien menos disfruta de una copita, y ahora más que llega el verano y buscamos llenarla con algo refrescante.

El Vinho Verde está protegido bajo una Denominación de Origen y solo se produce en Portugal, en la provincia de Minho, en el noroeste del país. Es la zona más lluviosa y verde, por eso su nombre. Aquí conviven unas pocas bodegas grandes con miles de pequeños viticultores, que elaboran su propio vino verde de forma tradicional.

Hay vinos verdes blancos y tintos, pero es del blanco del que te quiero contar. Son vinos jóvenes, de poca maduración, semisecos, ácidos, ligeros, refrescantes y hasta florales cuando se juntan las dos cepas de uvas más típicas: albariño y loureiro, con algo de mineral si se agrega arinto.

Aunque no es considerado un vino espumoso, su gran peculiaridad es que se vuelve ligeramente espumoso, de forma natural, en primavera y verano, cuando el calor provoca una segunda fermentación. Sin embargo, hoy, muchos productores le ponen algo de gas adicional.

A diferencia de otros vinos que fluctúan entre 12-14% de alcohol, este suele quedarse entre 8.5-11.5%. Se sirve bien frío y ayuda a abrir el apetito, por lo que es un vino ideal para brindar, dar la bienvenida a un almuerzo o cena, como cóctel, y mejor aún si el menú es pescado o marisco.

Si buscas un vino fuera de lo común para celebrar y agradar a todos, sal por algunas botellas, pues incluso los más valorados se encuentran a buenos precios.  ¡Salud y que el vino verde no te muerda! Para más sobre cocina y vinos, sígueme en las redes, visítame en www.LaCocinaNoMuerde.com o consigue mi libro online.

@DoreenColondres

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *