CARGANDO

Escribe para buscar

¿Por qué no hacemos ejercicio?

Sin categoría

¿Por qué no hacemos ejercicio?

Compartir

Mucho se habla de las razones para hacer ejercicio y la mejoría que otorga a la salud, sin embargo, recientes investigaciones encontraron las razones para no hacer ejercicio de la población mexicana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar actividad física al menos durante 150 minutos por semana, si es de intensidad moderada.

Para actividad física vigorosa, la OMS recomienda 75 minutos.

México es uno de los países con mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad en adultos y niños.

Te sugerimos: Quelites, los alimentos que previenen la diabetes

Razones para hacer ejercicio vs razones para NO hacer ejercicio

En ese sentido una nueva investigación revela que al menos el 17% de la población mexicana realiza ejercicio en niveles leves o ligeros, mientras que 16 horas es el promedio de sedentarismo reportado en México.

Por otro lado, los mexicanos pasan 3.5 horas en promedio frente a televisores.

De acuerdo con la investigadora María Eréndira Hermosillo Gallardo, en México, existen 2 factores principales que han determinado la disminución de la actividad física: los altos niveles de urbanicidad y la interacción entre las personas y la urbanización.

Por medio de su artículo titulado The associations between urbanicity and physical activity and sitting time en Mexico, publicado en el Journal of Physical Activity and Health, reporta que a diferencia de lo que ocurre en los países desarrollados, en aquellas ciudades de México con mayor urbanización y urbanicidad, el nivel de actividad física es reducido.

Para determinar los niveles de urbanicidad, Hermosillo utilizó siete parámetros:

  1. Aspecto demográfico
  2. Actividad económica
  3. Entorno (Servicios)
  4. Acceso a herramientas de comunicación
  5. Educación
  6. Diversidad (Características de la vivienda)
  7. Salud.

Además refirió:

También te recomendamos: Encuentran un nuevo y raro tipo de cáncer de ojo

“El primer paso que di fue definir la mejor forma de medir la urbanicidad, porque hasta la fecha se determina a partir de la división en localidad urbana o rural; sin embargo, en medio hay muchos entornos que no necesariamente obedecen a uno u otro. Es muy difícil asociar solo dos medidas a la actividad física, se pierde mucho en medio de esos dos escenarios y por eso la necesidad de determinar otros niveles de urbanicidad”.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *