¿Qué hacer en caso de alergia a la leche?

En caso de alergia es importante actuar paso a paso para no limitar la calidad d...

18/07/2013 10:21
AA
Algunas veces los padres de familia se muestran muy preocupados porque no logran distinguir una alergia a la proteína de la leche de una intolerancia a la lactosa, pero en cualquiera que sea el caso persiste una frustración grave por no poder alimentar correctamente a su bebé.
 
En conferencia de prensa el alergólogo e inmunólogo pediatra Carlos León, señaló que en México el 30% de la población tiene alguna alergia, y entre ellos se encuentran los que tienen hipersensibilidad a la proteína de la leche, y es necesario actuar cuanto antes para que esta condición se elimine de la vida del paciente.
 
Cada día hay más personas con alergias alimentarias y esto se debe a un cambio en el estilo de vida y para prevenir estas situaciones por una maña calidad del sistema inmune, la gastroenteróloga pediatra Solange Heller, informó que es necesario priorizar la lactancia materna y los partos naturales.
 
Y si pese a esto el bebé presenta reaccione secundarias al consumir la leche, lo más importante es que de primer inicio se hagan las pruebas permitentes para diagnosticar o descartar una alergia.
 
Heller indicó que la alergia a la leche aparece durante los primeros meses de vida de los niños, y que puede desaparecer conforme el pequeño va creciendo, y solo en casos muy raros persiste.
 
Para realizar el diagnóstico, la experta señaló que el primer paso es realizar una prueba de eliminación, es decir quitar de la dieta el alimento que se sospecha está causando daños, si mejora, es probable que haya sido una alergia, y durante un mes debe sustituirse por otro, pero al cumplir las cuatro semanas hacer la prueba de reto, que consiste en volver a introducir en pequeñas cantidades el alimento que hizo daño la vez anterior.
 
“Si notamos nuevamente los síntomas, el diagnóstico de alergia se confirma, si no hay síntomas, se deja la proteína regular en la dieta del niño”, dijo.
 
En caso de existir el diagnóstico, a los seis o 12 meses se puede reinsertar la proteína regular que probablemente ya no cause reacciones, porque su cuerpo puede funcionar de forma correcta o esperada.
 
La experta señaló que esto debe realizarse durante los primeros meses de vida porque es cuando aparecen las alergias y tratarlas cuanto antes para que el niño pueda regresar a su dieta regular lo antes posible, y no limitar su alimentación, asimismo señaló que el médico puede recomendar, de ser posible la lactancia materna como alimento único para el bebé, y restringir en la dieta de la madre todos los productos que tengan proteína láctea para que no dañe al bebé, y en caso de necesitar una dieta complementaria esta debe ser hipolergénica, es decir en la que la proteína se divida en partes tan pequeñas que no contenga alérgenos.
 
Otra de las características que contienen estas leches para los más pequeños, es el lactobacilo GG (LGG), que tiene propiedades antiinflamatorias, antialérgicas y anti infecciosas, “en su forma de polvo es como si el microorganismo estuviera durmiendo y al entrar en contacto con el agua se activa para realizar su función normal como lo hace en el yogurt”, agregó.
 
Los especialistas señalaron que por ello es importante no alimentarse con productos caducos, porque los microorganismos mueren y ya no surten efecto.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: