¿Qué es el síndrome de nido vacío?

Al momento en que el último hijo de la familia sale de casa para hacer su vida,...

13/01/2012 8:07
AA

El síndrome del nido vacío comienza cuando el último de los hijos sale de la casa a hacer su propia vida, dijo a SUMEDICO la terapeuta gestalt Renatta Arrazola Lara (*), quien indicó además que dicho síndrome puede afectar más a las mamás, que ven que sus hijos comienzan a volar solos. 

El rol de padre, desde el punto de vista de la doctora Arrazola, es uno de los roles más importantes que debe desempeñar el ser humano en su vida, ya que ayudan a sus hijos desde pequeños a salir adelante, les dan las armas necesarias para que un día hagan su vida solos, “pero cuando son testigos de la partida, es cuando puede darse el síndrome del nido vacío, llamado así porque cuando el último de los ‘polluelos’ de la madre deja la casa, entonces el nido se ha vaciado”, indicó.

La ausencia de los hijos, hace cuarenta años, afectaba más a las madres, puesto que en esa época no se acostumbraba tanto, como ahora, que ambos padres trabajaran, así es que la madre, al estar más en contacto con el crecimiento de sus hijos, era quien se veía más afectada por ello, “llegando inclusive a desarrollar una codependencia muy marcada, al no poder desatarse de la atención y el cuidado que cree que necesita darles”, manifestó la doctora.

Después de haber cuidado a sus hijos durante 30 años, los padres pueden verse en la necesidad de mantener su tranquilidad a base de acosarlos, hacer llamadas telefónicas a cada momento, buscándolos sin freno y pasando el día con tristeza porque ahí existe ya una codependencia muy marcada.

La situación, sin embargo, no afecta tanto a los hijos que se van, ya que, como comienzan una nueva etapa de su vida, lo hacen con mucho optimismo, ya sea que se vayan a vivir solos o bien con algunos amigos o hasta con su pareja, de ahí que la terapia en este caso esté dirigida únicamente a los padres de familia.

“Desde la psicología, desde la terapia humanista, creemos que si la atención hacia los hijos ha sido exagerada, los padres pueden perderse en la tarea de ver por ellos, pero pueden cometer el error de perder el equilibrio, y como le han dado más importancia a los hijos de pronto se encuentran con que tienen mucho tiempo libre, entonces puede venir una depresión”, asegura la doctora.

Finalmente, la doctora Arrazola insistió que la terapia debe ir enfocada únicamente a los padres de familia, puesto que “los hijos son los que se van a hacer una nueva vida, ellos están rompiendo el cordón umbilical, algo que los padres no pueden hacer, por eso los terapeutas nos enfocamos en ellos, los ayudamos a encauzar su vida, encontrar un sentido y un significado a su existencia, ahora que los hijos se han ido”.

(*) Psic. Renatta Arrazola Lara
Psicoterapeuta Gestalt
renatta_arrazola@hotmail.com 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: