CARGANDO

Escribe para buscar

Qué comer según tu tipo de sangre

Sin categoría

Qué comer según tu tipo de sangre

Compartir

Antes de comenzar a realizar cualquier dieta, se deben tomar en cuenta aspectos como el estado de la salud, el estilo de vida, padecimiento de enfermedades e inclusive el grupo de sangre.

De acuerdo al Dr. Meter J. D’Adamo, autor de libro Come de acuerdo a tu tipo de sangre, cada tipo de sangre necesita de ciertos tipos de alimentos debido a que las lectinas, (proteínas que se encuentran en toda la comida), pueden ser incompatibles con algunos antígenos del grupo sanguíneo, lo que podría provocar alergias o reacciones severas.
 
D’Adamo explica que los alimentos que cada grupo sanguíneo necesita son:
 
Tipo O
Las personas que tienen este tipo de sangre, suelen tener un sistema inmunitario potente, un tracto digestivo fuerte y gran capacidad para metabolizar dietas ricas en proteínas, por lo que lo ideal es comer carne, pescado, vegetales, fruta y frutos secos. Se deben evitar el cerdo, salmón ahumado, leche, trigo, vinagre, plátanos y cátsup.
 
Tipo A
Estas personas se caracterizan por tener un sistema inmunitario vulnerable y un aparato digestivo frágil, por lo que deben evitar consumir altas cantidades de carne, anchoas, almejas, plátanos, tomates, cervezas, licores y embutidos. Los alimentos más benéficos son la fruta, pescados, legumbres, cereales, frutas y verduras.
 
Tipo B
Tienen un sistema inmune activo y un aparato digestivo eficiente por lo que lo ideal es comer huevos, pescados, carnes, lácteos, cereales, frutas y verduras. Se deben evitar los embutidos, el cerdo, helados, pollo, anchoas, tomates, pimienta negra, cátsup y licores.
 
Tipo AB
Al igual que el grupo A, estas personas suelen tener un sistema inmunitario vulnerable y un aparato digestivo frágil, por lo que deben consumir productos hechos de haría de trigo, grasas vegetales, carne, pescado, mariscos,, lácteos, frutos secos, cereales, legumbres, verduras y frutas. Los que deben evitar son las carnes rojas, ahumadas, embutidos, semillas y maíz.
 
Este tipo de dieta ha sido muy controversial y se ha vuelto popular en todo el mundo y aunque parece ser muy estricta, diversos especialistas han indicado que no debe ser tan restrictiva ya que no todas las personas son intolerantes a los alimentos que se describen en su grupo sanguíneo, por lo que esta dieta sólo funciona como una orientación.
 
(Con información de agencias)
 
 
 
 
 

 

Artículo anterior
Siguiente artículo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *