LOADING

Type to search

Por salud, ¡adiós a los dientes chuechos!

especiales

Por salud, ¡adiós a los dientes chuechos!

Share

Tener los dientes desalineados, además de un problema estético llega a convertirse en un problema de funcionalidad porque la masticación puede no darse en la forma correcta, por ello es que muchos pacientes requieren del uso de brackets o tratamientos de ortodoncia que se componen de diferentes aparatos que ayudan a alinear la mordida.

De acuerdo con Guadalupe García (*), especialista en salud dental, un tratamiento de estos puede iniciarse a partir de los seis años de edad que es cuando ya erupcionaron los primeros molares. Entrevista en video

La especialista señaló que no hay ninguna limitante ni por edad ni por ningún padecimiento como la diabetes, siempre y cuando los huesos y las encías estén sanos.

Sin embargo, aun cuando un tratamiento regular de brackets puede durar entre uno y tres años de forma regular, cuando éstos se retiran, no se ha terminado el tratamiento, sino que de por vida el paciente debe usar un mantenedor que impida que los dientes regresen a la posición previa al tratamiento.

Dejar el tratamiento, un error

La odontóloga indicó que suspender un tratamiento de ortodoncia puede ser mucho más grave incluso que no iniciarlo porque los dientes pueden desacomodarse aún más de lo que estaban, por ello recomienda que el paciente se comprometa enteramente a llevar paso a paso el cuidado de su dentadura.

Además de ello la especialista indicó que el especialista no debe fijarse únicamente en lo estético sino en el tipo de mordida, tiene que ver los músculos y los huesos del paciente para que no fracase el tratamiento.

Asimismo la especialista señaló que una correcta limpieza de los dientes y los aparatos es muy importante, misma que debe ser mucho más minuciosa que cuando no se tienen estos aparatos.

Fierro, porcelana, internos…

 Hoy en día las tecnologías han permitido varios tipos de brackets que el paciente puede ocupar de acuerdo a su necesidades, intereses y posibilidades, todos tienen ventajas y desventajas, por ello es que el paciente debe tener en cuenta que es lo más importante para él.

De acuerdo con Guadalupe García, hoy ya existen brackets que no son de fierro, ahora los hay de porcelana y al color del diente, los tradicionales y los que van por la parte interna de la dentadura.

 Estos últimos podrían llegar a ser muy molestos para la lengua, pero “en algunos casos así los prefieren”, indicó, “y no solo es molesto para la lengua, sino que la limpieza diaria se torna un tanto más complicada”.

Además de los brackets, está el uso de paladares y guardas, unas bandas transparentes que se colocan en los dientes, dijo la especialista

¿Y los costos?

Toda esta tecnología ayuda mucho a los pacientes, especialmente cuando desde la infancia se optó por un tratamiento preventivo de alineación que posteriormente haría más rápido, sencillo, económico y menos doloroso un tratamiento de ortodoncia.

Según la especialista, mensualmente una persona que lleve este tipo de tratamientos se puede gastar de mil a dos mil pesos aproximadamente, más un anticipo que se le calcula una vez teniendo los estudios y proceso de evaluación del paciente.

Entonces mientras los tratamientos más sencillos podrían costar alrededor de 30 mil pesos, los más sofisticados pueden alcanzar los 60 mil.

(*) Doctora Guadalupe García Hidalgo
Especialista en odontología estética y restaurativa
Pertenece a la Asociación Dental Mexicana
especialidadesodontologicas@hotmail.com
 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *