Por dormir mal, eligen comer chatarra

Adolescentes que no duermen horas suficientes, tienden a elegir comida poco nutr...

08/07/2013 2:58
AA
Descansar durante el sueño, conlleva a que adolescentes opten por consumir comida nutritiva y en caso de dormir mal, sus elecciones se inclinan hacia la comida chatarra, señala estudio realizado en la Universidad Stony Brook, en Estados Unidos.
 
Lauren Hale, investigadora principal del estudio y profesora asociada de medicina preventiva de la Facultad de Medicina de la mencionada institución, explica en un comunicado de prensa, que los adolescentes somnolientos, en promedio, consumen más comida que es mala y menos alimentos nutritivos.
 
Los adolescentes somnolientos no solo comen en promedio más comida que es mala para ellos, sino que también comen menos comida que es buena para ellos”, lamentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Stony Brook la líder del estudio, Lauren Hale, profesora asociada de medicina preventiva de la Facultad de Medicina de la universidad.
 
Esta no es la primera investigación que asocia la duración del sueño con los efectos que se tengan en la salud, pero si es pionero en ligar la toma de decisiones y la nutrición.
 
Los investigadores analizaron los datos de entrevistas realizadas en 1996, a más de 13 mil adolescentes de Estados Unidos. El 18% de los que señalaron que dormían menos de siete horas por noche, eran más propensos a elegir comida chatarra dos o más veces en la semana y eran menos propensos a comer alimentos saludables, incluyendo frutas y verduras.
 
Mientras que los adolescentes que tenían un sueño reparador, elegían mejores opciones para alimentarse, de acuerdo al estudio, que se presentó en la reunión anual de la Asociación de Sociedades Profesionales del Sueño en Baltimore, EU.
 
Por ser presentada en una reunión médica, los resultados de esta investigación son preliminares, hasta que no sean publicados en una revista y revisada por otros profesionales.
Allison Kruger, otra de la investigadoras involucradas en el estudio y trabajadora de salud comunitaria del Hospital de la Universidad de Stony Brook, menciona que los hábitos que se forman en la adolescencia, pueden influir fuertemente en los hábitos que sigan en la etapa adulta.
 
De ahí el interés de asociar la duración del sueño con las opciones alimentarias en los adolescentes, además de que esta es una etapa crítica de desarrollo entre la niñez y la adultez.
El siguiente paso será determinar si la asociación entre la duración del sueño y la elección de alimentos es causal. 
 
“Si determinamos que hay una relación causal entre una duración corta del sueño crónica y unas malas opciones alimentarias, deberemos comenzar a pensar sobre cómo incorporar activamente una educación sobre la higiene del sueño en las intervenciones de prevención de la obesidad y de fomento de la salud”, señaló la investigadora. (Con información de Medlineplus)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: