CARGANDO

Escribe para buscar

Pareja con enfermedad terminal murió con días de diferencia

Cáncer

Pareja con enfermedad terminal murió con días de diferencia

Compartir

Bajo la misma estrella” es libro escrito por John Green que narra la historia de dos jóvenes con cáncer que se enamoran y que deben enfrentar todo lo relacionado con la enfermedad, algo que vivieron Katie Prager y Dalton Prager,  ambos padecían fibrosis quística, por lo que fueron nombrada la pareja de la historia en la vida real.

Infortunadamente, después de una larga lucha contra la enfermedad, Katie de 26 años, falleció esta semana, sólo cinco después del deceso de su esposo quien tenía 25 años.

“Esta mañana, ella logró su deseo de estar en casa, en su cama, rodeada de su madre, hermano y sus perros, murió en paz, lejos del hospital, los tubos, IVs. Los días siguientes no serán fáciles pero me reconforta saber que mi niña vivió, ella realmente vivió”, escribió en su cuenta de Facebook, Debra Donovan, la madre de Katie.

Explicó que Katie estuvo hospitalizada en Flemingsburg, Kentucky, desde el siete de septiembre, pero finalmente la enfermedad la venció.Dalton-Katie-Prager-2

Cinco días antes, su esposo falleció por la misma causa y en esa ocasión, Katie publicó un mensaje en su cuenta de Facebook, en el que lo reconocía como una persona con coraje que luchó en todo momento.

“Dalton peleó una gran batalla contra la fibrosis quística. Él era un valiente peleador y ‘rendirse’ no estaba en su vocabulario”, compartió.

Una historia que sobrepasa la ficción

La pareja se conoció en Facebook en 2008, cuando tenían 18 años de edad.xDalton-and-Katie-Prager-e1474552420211.jpg.pagespeed.ic.-K5RfLvw8l

Al estar navegando en la red, Katie descubrió una fotografía de Dalton en el hospital, la cual había sido compartida por la madre del joven.

En cuando la vio, decidió mandarle un mensaje. Ahí comenzó todo.

  • “Si necesitas un amigo para hablar, puedes acercarte a mí”, escribió Katie
  • “Perdón, pero ¿te conozco?”, respondió Dalton.
  • “No, no me conoces. Mi respiración es bastante mala y veo que estás en el hospital. Lo siento. Sé que apesta… pero debes mantenerte fuerte”, replicó Katie.

A diario se comunicaron hasta que se dieron cuenta que estaban enamorados, pero el doctor de Katie le dijo que no lo conociera en persona porque Dalton tenía una infección llamada burkholderia cepacia, la cual podría matar a personas con fibrosis quística.

A Katie no le importó y el 28 de agosto de 2009, Dalton y su madre manejaron más de seis horas desde su casa en Missouri hacia Flemingsburg, donde los jóvenes se conocerían.

Eran las 19:10 horas, algo que la pareja recordaba bien. En cuanto Katie bajó del carro, vio a Dalton recargado en la pared luciendo relajado y guapo con sus lentes de sol.

“Mi corazón se aceleró, pero sólo fui directo a él y lo abracé y besé en la boca sin decir todavía ‘hola’. Usualmente no soy esa clase de chica, pero se sintió tan bien”, recordó Katie en una ocasión.

Para su primera cita, la pareja fue a las montañas rusas en un parque de diversiones y dos días antes del cumpleaños número 19 de Katie, Dalton le regaló un collar que siempre conservó.150401154241-01-408568-10200191201481564-1601624823-n-super-169

Como era de esperarse, Katie contrajo la infección rápidamente pero en menos de dos años, se casaron y a pesar de sus infecciones, los siguientes años tuvieron un relativo buen estado de salud.

“Esos años fueron increíbles. Hicimos cosas, nos divertimos mucho. Era algo como un cuentos de hadas”, relató Katie a CNN días antes de su muerte. CwMdBE5KXRoIBEBLAAoaDB0aBlwdABddFREMBwURWwxdQVVSREoaBgAaW0VTQkpUWl0OFRceDFkEFxMUABFfVUVOT1lEWg8CFA==

El final feliz no llegó

En 2014, la infección se trasladó a sus pulmones y tanto Katie como Dalton, requirieron trasplantes._91347012_ca131245pture

Dalton fue el primero en recibir el trasplante en noviembre 17 y Katie tuvo que esperar hasta julio del 2015.

Aunque se hizo el procedimiento, su lucha continuaba. Dalton lucía muy bien después de la cirugía pero al poco tiempo, desarrolló linfoma y pese a que venció el cáncer, en sus últimos días fue hospitalizado por neumonía y una infección viral.

En tanto, el trasplante de Katie no resultó exitoso. Salía y entraba del hospital hasta que los médicos le dijeron que ya no había algo que se pudiera hacer por lo que prefirió irse a su casa en Kentucky.274F5A8400000578-3026842-image-a-1_1428274010128

La salud de Dalton fue empeorando y debido a ello, nunca pudo viajar a Kentucky para ver a su esposa. La última vez que se vieron fue en julio 16, en su quinto aniversario de bodas. Él murió en el hospital mientras hablaba con Katie por Facetime.

Cuando Dalton murió, Katie declaró que no se arrepiente de haberlo conocido.

“Me dio algunos de los mejores años de mi vida. Prefiero estar enamorada cinco años y ser realmente feliz que 20 años de no tener a nadie”

Katie también bromeó que si alguien escribiera una historia sobre ellos, seguro sería un bestseller e incluso ya sabía cómo terminaría la trama.

“Y vivieron felices por siempre, en otros brazos por la eternidad”, dijo.katie+and+dalton+web

(Con información de CNN)

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *