LOADING

Type to search

Parálisis facial, no hay forma de prevenirla

especiales

Parálisis facial, no hay forma de prevenirla

Share

La parálisis facial no da por nervios ni por estrés ni mucho menos por frío, dijo a SUMEDICO el doctor Silvio Jurado(*), otorrinolaringólogo y especialista en parálisis facial, quien, además de profundizar sobre el tema, derribó algunos mitos alrededor de esta enfermedad. 

La parálisis facial, según lo explicado por el especialista, es una debilidad o falta de movimiento en los músculos de la cara, no obstante, dice haber confusión en los términos.

“Cuando la parálisis es completa se le llama parálisis facial, pero cuando solamente es de un lado de la cara se habla de paresia, que es cuando la parálisis es en un lado del rostro solamente”, explicó el especialista, y abundó en que no existe ninguna clase de predominancia de un lado, sino la parálisis se da de manera aleatoria.

Cuando se habla de parálisis facial no existe una explicación más efectiva que la de la causa viral.

“La parálisis facial es idiopática, esto quiere decir que no podemos saber exactamente cuál es la causa de la enfermedad, pero se piensa que puede ser provocada por un virus. Aunque existen otras causas, cuya incidencia es menor, como los traumatismos en la cabeza y algunas enfermedades autoinmunes, pero, repito, son muy pocos los casos”, explicó el médico.

Uno de los principales problemas alrededor de la parálisis facial es que no hay manera de prevenirla, “la única forma es cuidándose de infecciones respiratorias, ya que es una consecuencia asociada a pacientes que presentan esta clase de enfermedades”, manifestó el especialista.

“Cuando se habla de que por estrés o presión excesiva se da un caso de parálisis facial, se trata de una simple coincidencia. También se cree que el frío provoca isquemia y la isquemia a su vez provoca parálisis facial, pero no es así, la parálisis facial ocurre por una situación viral”, aseveró.

Tratamiento

Cuando se va a prescribir un tratamiento contra parálisis facial, lo primero que hay que hacer es identificar la causa, ya que puede tener como origen un tumor en la cabeza o en el oído, “pero como generalmente se trata de una causa viral, el tratamiento es a base de cortisoles, cortisona, que funciona muy bien en estos casos, también pueden darse antivirales, pero siempre y cuando se administren en los primeros días de la aparición de la enfermedad”, comentó el doctor.

Finalmente, de acuerdo con el especialista, el paciente puede estar tranquilo si la aparición es espontánea y viral, “ya que el 90 por ciento se recuperan, sin secuelas, en alrededor de 4 a 6 semanas; no obstante, un porcentaje muy pequeño, del 5 por ciento aproximadamente lo hacen en 12 semanas, y solamente queda un pequeño grupo que ya no puede recuperarse. Afortunadamente es posible identificarlos a tiempo, para poder tratarlos con cirugía”.

(*) Dr. Silvio Jurado / Otorrinolaringólogo
silviojurado@yahoo.com.mx
Adscrito al Servicio de Otorrinolaringología del Centro Médico La Raza 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *