¡Vacúnate!

La vacunación no sólo es cuestión de niños, adolescentes, mujeres embarazada...

11/10/2016 7:09
AA

Se entiende por vacuna cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos. Puede tratarse, por ejemplo, de una suspensión de microorganismos muertos o atenuados, o de productos o derivados de microorganismos. El método más habitual para administrar las vacunas es la inyección, aunque algunas se administran con un vaporizador nasal u oral.

Una vacuna es un producto medicinal. Aunque están diseñadas para proteger contra las enfermedades, pueden ocasionar efectos secundarios, igual que cualquier medicamento.

Todos necesitamos vacunas a lo largo de la vida para que nos protejan contra enfermedades graves.

Vacunación en mujeres

Las vacunas no son solo para niños. Independientemente de la edad que tengamos, todos necesitamos vacunas para estar protegidos contra enfermedades graves y, a veces, mortales. La protección de las vacunas que recibiste de niña puede desaparecer con el tiempo, lo que podría ponerlo en riesgo de contraer enfermedades nuevas y diferentes.

Vacunarse es una de las maneras más seguras de proteger su salud, incluso si está tomando medicamentos recetados. Los efectos secundarios de las vacunas generalmente son leves y desaparecen solos. Es muy raro que se produzcan efectos secundarios graves.

Las vacunas específicas que necesitas como mujer adulta se determinan por factores como edad, trabajo, estilo de vida, enfermedades, los lugares donde viajas y las vacunas que haya recibido en el pasado. A lo largo de la vida adulta se recomiendan vacunas para que obtengas y mantengas protección contra las siguientes afecciones:

Influenza (gripe) estacional.-  Para todos los adultos

Tosferina.- Para todos los adultos que no hayan recibido antes la vacuna Tdap y las mujeres en cada embarazo

Tétanos y difteria.- Cada 10 años después de la vacuna Tdap

Herpes zóster.- Para los adultos mayores de 60 años

Enfermedad neumocócica.-  Para los adultos mayores de 65 años, y los menores de 65 que tengan determinadas afecciones

Los adolescentes deben tener al corriente en su cartilla las vacunas contra la influenza, tétanos, difteria y tosferina, sarampión, paperas , rubeola y VPH.

Una mujer embarazada debe acudir al médico para vacunarse contra la influenza, tétanos, difteria y tosferina.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: