Alimentos para perder peso: Mitos y modas

Los términos light, healthy, orgánico que se leen en las etiquetas de algunos...

01/12/2016 3:18
AA

Por logística, tiempo y rutina acostumbro hacer las compras de supermercado en el mismo  lugar y visitar los mismos pasillos. Tristemente para los amigos de mi hija, desafortunadamente para gran parte de la industria y afortunadamente para la salud de mi familia,  mis compras  de supermercado son -muy- aburridas pues trato de incluir pocos alimentos paquete.

En mi última visita me detuve a revisar el montón de productos “healthy que hoy existen (incluso algunos ya los ponen en pasillos especiales) y noté que la mayoría porta prometedoras -y seductoras- leyendas con la esperanza de que ese alimento además de ser -súper- nutritivo, te ayudará a perder peso. ¿En verdad un cereal cargado de azúcar, sodio, jarabe de maíz y demás ingredientes poco saludables es nutritivo  sólo porque porta la leyenda fitness” o “light”?

Mientras por un lado se sataniza a la leche, la yema de huevo, la tortilla y al aguacate, por otro, se promueven productos de baja densidad nutrimental pero con un gran marketing.

¿Qué tan ligth es lo light?

Los alimentos con la leyenda bajo en, reducido en o libre de, no siempre son la mejor opción para personas sanas, y ¿por qué digo personas sanas? porque -por ejemplo- en el caso de los alimentos “sugar free” o libres de azúcar son una buena alternativa para las personas que viven con diabetes pero quizá no para un deportista. No existen recomendaciones genéricas de alimentación ni alimentos buenos o malos (como dice mi querida @SolSigal). Toda dieta debe ser personalizada.

Estos son 5 alimentos que de light sólo tienen el nombre

1. Té verde en lata

A mi parecer, estas bebidas están en el top 10 de productos engañosos. Si bien el té verde es una bebida llena de antioxidantes y propiedades benéficas a la salud, el té verde en lata (tipo Arizona) -por lo general- tienen exceso  de azúcar (hasta 15 cucharadas).

La recomendación: Hacer tu propio té, y obviamente no agregarle tanta azúcar.

2. Granola orgánica

Punto número uno. Los alimentos orgánicos no son más nutritivos que los convencionales (y tampoco son libres de calorías).

Punto número dos. Es un alimento -muy- nutritivo pero que por su naturaleza (nueces, frutos secos, coco, miel) aporta muchas calorías.

De acuerdo al Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes, 3 cucharadas de granola estándar aporta 100 Kcal.

¿Para quién es recomendada? Para deportistas, niños, embarazadas, mujeres lactando y adolescentes.

3. Botanas deshidratadas

Tanto los platanitos como las papas y demás botanas, aunque estén deshidratadas, ¡aportan calorías! Este tipo de productos son bajos en grasa pero ricos en sodio, mineral que cuando se consume en exceso promueve la retención de líquidos y favorece la aparición de celulitis.

La ingesta máxima sugerida de sodio es de 2,300 mg por día. Ojo. Por lo general estos productos declaran su contenido de sodio en gramos, no en miligramos, esta situación puede llegar a confundirte.

4. Galletas integrales

Típico que mueres de hambre y prefieres comerte una galleta de amaranto a un sándwich. Quizá después de leer esto prefieras el sándwich.

Las galletas con granos enteros y semillas como chía, linaza, etc. contienen más fibra, proteína, vitaminas y minerales, por tanto, son mucho más saludables que las de harina refinada pero esto no significa que sean light”. Aportan (igual que las tradicionales) mucha grasa, azúcar y por lo general declaran la información nutrimental en letras tan pequeñas que apenas se pueden leer.

En promedio una galleta integral con miel, pasas y avena de 120g (de las que venden en las tiendas naturistas) aporta 530 Kcal. de las cuales 70 Kcal. son de grasa saturada y 75 de azúcar. Un sándwich de pavo (de los que venden en las cafeterías de franquicia) aporta en promedio 367 Kcal. de las cuales sólo 45 Kcal son de grasa saturada y no contiene azúcar, ¿qué prefieres?

5. Jugos de fruta

Desde que tengo uso de razón los jugos aparecen en todas las imágenes que describen un desayuno saludable y esto está muy lejos de la realidad. Si bien los jugos no son “malos” tampoco son la mejor opción, pues al comer la fruta entera obtendrás (además de mayor saciedad) todos sus beneficios. Un vaso de jugo de naranja aporta en promedio 120 Kcal. casi las mismas que un refresco. Una naranja tiene tan sólo 60 Kcal.

Recuerda, no porque tenga la leyenda “natural”, “reducido en”, “light”, “orgánico”, “bio”, etc. significa que el producto sea más nutritivo, revisa las etiquetas nutrimentales, cuida el tamaño de las porciones y no te dejes engañar.

“El Bien Comer es un placer”.

 

Fernanda Alvarado Alvarez es Especialista en Nutrición yEducador en Diabetes. Cuenta con estudios de nutriciónpor parte de la Universidad Iberoamericana. Diplomada enNutrición aplicada al Deporte, Niños y Obesidad.

Preocupada por la problemática de sobrepeso y obesidaden México, coordina un grupo de Promotores de Salud en laUniversidad Iberoamericana, Ciudad de México.

@Ferrnanda

Blog: www.biencomer.com.mx 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: