LOADING

Type to search

Obesidad provocaría lesiones cerebrales

obesidad

Obesidad provocaría lesiones cerebrales

Share
Lesiones en la zona del hipotálamo fueron encontradas en los cerebros de ratones y personas con obesidad, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Washington.
 
De acuerdo con el estudio publicado en The Journal of Clinical Investigation, el hipotálamo es una zona cerebral que está relacionada con el apetito y el balance de la energía, y fue ahí en donde se hallaron cicatrices y poca actividad en el recambio neuronal.
 
Además de otros problemas que provoca la obesidad en el organismo, este estudio sugiere que esta enfermedad es la que genera este tipo de lesiones en el cerebro, ya que se sufren cambios en los sistemas de mantenimiento de la energía así como inflamación en los tejidos.
 
Los investigadores aseguran que este fenómeno está relacionado con la dieta. Sus investigaciones con roedores derivaron en que la inflamación cerebral aparece 24 horas después de que se comienza con una dieta rica en grasas. 
 
No obstante que esta inflamación puede revertirse con un cambio en la dieta, se reveló que, de persistir con ese tipo de alimentación, el daño se volvía permanente, hasta dejar una especie de cicatriz.
 
Los autores indicaron “que la obesidad, tanto en personas como en ratones, está asociada con daño neuronal en una región del cerebro crucial para el control del peso”.
 
Por otro lado, un estudio publicado en la misma revista, hecho por investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Centar y la Escuela de Medicina de Harvard (en Estados Unidos), complementó la teoría de los daños al hipotálamo, de acuerdo al cambio neuronal.
 
“La remodelación de estas neuronas hipotalámicas está suprimida en los roedores con obesidad inducida por la dieta”, señala el estudio.
 
No obstante el origen del fenómeno no se encuentra muy claro, los científicos consideran que los cambios que la obesidad provoca en el cerebro “van más allá de cambios en la actividad de las neuronas existentes e implican la regulación de los circuitos nerviosos”. (Con información de El Mundo)
 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *