Qué no debes hacer al lavar tu cara

Aunque parece un procedimiento sencillo, se pueden cometer algunos errores...

07/12/2016 4:03
AA

Para tener un rostro limpio, libre de imperfecciones, radiante y juvenil, es recomendable lavar el rostro por las mañanas y antes de ir a dormir; sin embargo, no hacerlo bien puede causar diversos daños.

La limpieza del rostro sólo requiere de agua y jabón, lo que hace parecer un procedimiento sencillo, pero en ocasiones podemos hacer algunas cosas inadecuadas que provocan resequedad, irritación o fomenta la aparición del acné, justo las cosas que deseamos evitar.

La cara es una de las zonas más vulnerables y lo primero que vemos en una persona, por lo que es importante mantenerla en buen estado.

Por ello, a continuación te decimos cinco cosas que debes evitar al lavar tu rostro porque pueden causarte daños.

No eliminar el maquillaje

No creas que porque te lavarás la cara, no es necesario retirar el maquillaje.

Recuerda que hay muchos productos a prueba de agua que no tan fácil se remueven con el lavado, además de que esas sustancias pueden entrar en tus ojos y causarte irritación.

Con un algodón suave y crema especial para desmaquillar, asegúrate de remover todo rastro de tus cosméticos.

Lavar mucho la cara

Lo ideal es lavarla al despertar y antes de dormir, nada más.

Hacerlo más de dos veces, puede irritar la piel y secarla. La única excepción que se puede hacer es al terminar de hacer ejercicio y si tu piel es grasa.

Exfoliarte todos los días

El momento de lavar tu cara puede ser una oportunidad para exfoliarte, pero siempre y cuando no sea todos los días.

La exfoliación se realiza para eliminar las células muertas y si lo haces a diario, lo único que conseguirás es un rostro irritado y lastimado, debido a la fricción y la potencia de algunos químicos.

Lo recomendable es exfoliarte una vez por semana o dos veces por mes.

No usar agua con la temperatura adecuada

El agua debe estar templada, ni muy caliente o fría.

Muchas personas creen que el agua muy caliente ayuda a abrir los poros, mientras que la fría los cierra. La realidad es que esto sólo es un mito.

El único efecto que tendrás por usar agua caliente es dañar los aceites naturales de tu piel.

No te enjuagas bien

Asegúrate de retirar todo rastro de jabón y secar perfectamente.

Para tener mejores efectos, puedes utilizar algunos tónicos humectantes, sueros y protector solar. Recuerda consultar a un especialista para saber cuáles son los mejores productos para ti.

(Con información de In Perfectas)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: