Niños mexicanos con bajo nivel de vitamina D

Estudio señala que en las ciudades es donde hay más deficiencia de esta vitami...

05/01/2012 9:53
AA

Un estudio pionero en México, realizado por el gobierno federal a través del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), documentó que los niños y adolescentes mexicanos tienen bajos niveles de Vitamina D, la cual es indispensable para fijar el calcio a los huesos y los fortalece.

 El estudio encontró también que en las ciudades es donde hay problemas más graves de falta de vitamina D. Todos estos datos pueden estar relacionados con la baja talla que presentan niños y adolescentes mexicanos en diferentes regiones del país. 

El doctor Mario Efraín Aldana, jefe del Departamento de Epidemiología Nutricional, del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINS) presentó los resultados del estudio llamado Concentraciones séricas de Vitamina D en niños, adolescentes y adultos Mexicanos. Ensanut 2006. El objetivo de este estudio fue conocer las concentraciones de vitamina D en la población más joven de México.

De acuerdo con el investigador, la muestra utilizada representa a 8 millones de niños mexicanos, 504 mil 59 adolescentes y un millón 83 mil 374 adultos. Según el estudio, 1 de cada 2 niños preescolares, y 1 de cada 4 en edad escolar, presentaron insuficiencia o deficiencia moderada de vitamina D, siendo la prevalencia de deficiencia severa de vitamina D en niños menor al 1 %. El problema en infantes, señaló el investigador, es más común en áreas urbanas que en el ámbito rural.

En cuanto a los adolescentes, el 31.13% de la población adolescente presentó insuficiencia o deficiencia; respecto a los adultos, se hallaron diferencias significativas entre las concentraciones séricas de adultos mexicanos de acuerdo a la región del país que habitan.

De acuerdo con los resultados del estudio, el 30.1% de la muestra total presentó deficiencia o insuficiencia de vitamina. Aproximadamente 1 de cada 3 de los adultos presento ésta deficiencia nutricional.

Hay que tomar sol

Tras señalar que ni la lactancia materna exclusiva ni una dieta balanceada y variada pueden proporcionar por sí mismas una cantidad suficiente de vitamina D para cubrir las recomendaciones diarias, el doctor Flores Aldana concluyó su ponencia recomendando el uso de suplementos de vitamina D desde la edad preescolar y la exposición moderada al sol, evitando las horas pico y protegiendo la vista, siempre y cuando no existen riesgos para la salud, como antecedentes familiares de cáncer.

Todos los resultados fueron presentados ante la comunidad médica mexicana en un foro organizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) , llamado “Vitamina D en México: primera evidencia de una epidemia desconocida”.

El doctor Juan Rivera Dommarco, Director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) del INSP, advirtió sobre la deficiencia de vitamina D, en los niños, la cual puede llevar a retardar su crecimiento, provocar deformidades en el esqueleto y aumentar el riesgo de sufrir fracturas de cadera en la vida adulta, mientras que en los adultos, puede precipitar la osteopenia y la osteoporosis, causar osteomalacia y debilidad muscular, e incrementar los riesgos de fracturas. Más recientemente se ha vinculado a la deficiencia de Vitamina D con aumento en el riesgo de varias enfermedades crónicas.

De acuerdo con el doctor Rivera, desde la disminución del raquitismo acaecida en los años 30 del siglo pasado, el tema de la vitamina D cayó en el olvido entre salubristas y proveedores de salud, al considerar que los problemas resultantes de la deficiencia de Vitamina D habían sido superados. Recientemente, sin embargo, se ha documentado el retorno de raquitismo en niños que habitan zonas urbanas con muy baja exposición solar en países desarrollados.

A pesar del supuesto generalizado de que en países o regiones con alta exposición a la luz solar, como México, la deficiencia de vitamina D no podría ser un problema de salud pública, “se han documentado prevalencias elevadas de deficiencia aún en climas soleados, en los que la población no tiene una gran exposición solar a pesar de la oportunidad de exposición. Las prevalencias más altas de deficiencia se encuentran en personas de piel oscura que viven en latitudes nórdicas y en individuos con obesidad”, afirmó. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: