LOADING

Type to search

Mexicano revoluciona tecnología para detectar cáncer

Cáncer

Mexicano revoluciona tecnología para detectar cáncer

Share

El mexicano Jorge Soto y sus socios Foteini Christodoulou y Alejandro Tocigl, residentes de Silicon Valley, buscan facilitar el acceso a los servicios de salud para detectar el cáncer en etapas tempranas utilizando un equipo de sólo 50 dólares.

El sistema se conoce como Miroculus, el cual investiga los microRNA, que son biomarcadores que funcionan como una huella digital biológica y regulan los genes, es decir, actúan como guardianes o silenciadores que permiten que ciertos genes no se expresen.

A través de este sistema, los investigadores pueden analizar si en la sangre circulan distintos tipos de microRNA, que significa que algunos órganos tienen problemas.

“Si tú puedes saber que un microRNA viene de un órgano específico y te lo encuentras circulando en la sangre, quiere decir que algo está saliendo mal con ese órgano que está rompiendo las células y libera esos microRNA. Por ejemplo, el microRNA 221 es de hígado y si te lo encuentras en la sangre, quiere decir que algo está mal en tu hígado”, explica Jorge.

Soto detalla que este tipo de detección ya existe desde hace años, pero el problema es que los equipos especializados que se requieren, tiene un costo de hasta un millón de dólares, además de que deben ser operados por personal altamente especializado.

¿Cómo funciona Miroculus?

El personal médico toma una muestra de sangre del paciente y la coloca en un aparato con reacciones químicas para detectar si hay microRNA.

El estudio tarda 60 minutos y a través de una app en el teléfono celular o cualquier dispositivo móvil, se pueden conocer los resultados.

El primer prototipo de la máquina conocido como Miriam, fue lanzado hace dos años y ocho meses, pero ahora la tecnología Microfluidos Digitales ha avanzado mucho que incluso ya tiene su propia cámara integrada y se puede conectar a una computadora e internet.

“La química no ha cambiado, tú puedes seguir viéndolo al tomarte una foto, solo que ahora es un aparato más integrado que está preparándose para todo el tema regulatorio”, dijo.

Añade que todo el producto consiste en un kit bioquímico que incluye lo siguiente:

  • Un cartucho donde está precargada la información bioquímica y a la que se le pone el plasma de la persona
  • Instrumento donde se mete el cartucho
  • Algoritmos que analizan la presencia de microRNA

Por ahora el kit no está en venta, pues antes requiere de la aprobación de las autoridades sanitarias y para ello se están realizando experimentos en el Instituto de Cancerología de Estados Unidos; el Hospital Rossell y el Instituto Nacional de Cáncer, de Guatemala; la Universidad Católica de Chile, y un par de hospitales en Lituania y Latvia.

Sin embargo, el primer objetivo es México en el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con quien ya se están haciendo negociaciones para hacer pruebas.

Su principal objetivo

Soto enfatiza que su principal objetivo es que el costo no limite el acceso a ninguna persona a pruebas de ADN para prevenir enfermedades, por lo que comparten su conocimiento con instituciones, investigadores y la comunidad científica.

“Esto no es algo que podamos hacer solos, nosotros los vemos a ellos como colaboradores y llegamos abiertamente y decimos: ‘aquí está lo que sabemos; ayúdanos a construir esto juntos’”.

Asimismo señala que no hay otra cosa a la que quiera dedicar su vida que poder mejorar la situación actual del cáncer.

“Esta es nuestra misión, creemos que tenemos una tecnología que puede aportar y creemos que estamos haciendo las cosas bien”, concluye.

(Con información de Milenio y Expansión)

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *