CARGANDO

Escribe para buscar

Médicos del ISSSTE extraen tumor cerebral atípico

De Mujeres Emociones

Médicos del ISSSTE extraen tumor cerebral atípico

Compartir

Cirujanos del Hospital Regional 1 de Octubre del ISSSTE, extrajeron con éxito un tumor cerebral atípico del tamaño de una pelota de golf a una mujer de 41 años de edad.

Norma Catalina Guijarro Chavarin, residente de San Vicente Chicolopan, Texcoco, comenzó a tener fuertes dolores de cabeza y mareos en 2014, y aunque tomaba diversos fármacos, su malestar no cesaba.

En abril de este año, ingresó de urgencias al hospital 1 de Octubre en donde los médicos le detectaron un tumor que invadía el 20% del cráneo y siete áreas del sistema nervioso central, por lo que tenía vértigo, pérdida de equilibrio y de audición, visión doble, agotamiento, así como problemas para respirar, hablar y comer.

Los médicos explicaron que este tipo de tumor se conoce como Schwannoma y es el primer tipo registrado en México. En el mundo, sólo se han detectado 30 casos.

La cirugía

En conferencia de prensa, Carlos Castillo Rangel, coordinador del equipo conformado por 12 especialistas, explicó que el tumor se recargó sobe el tallo cerebral.

“Lo empujó y al ir creciendo, generó un hueco que comenzó a hundirse, afectando a todos los nervios craneales involucrados, que son los que mueven la cara”, dijo.

Indicó que para extírpalo, se utilizó una técnica conocida como “aspirador ultrasónico”, que se caracteriza por pulverizar el tumor con el mínimo daño a estructuras finas.

Añadió que gracias al procedimiento, se disminuyó el riesgo de lesiones por el bisturí, ayudó a que la recuperación fuera más rápida y previno que la paciente utilizará silla de ruedas de por vida o tuviera problemas para respirar como ocurría antes.

Refirió que el tumor era benigno; sin embargo fue agresivo en su comportamiento ya que invadió zonas muy delicadas.

Resaltó que de no haber hecho la cirugía, Norma hubiera tenido infartos al tallo cerebral que hubieran provocado secuelas neurológicas o la muerte.

Norma se sometió a dos cirugías para erradicar el tumor por completo. En la primera, se le removió el hueso, se desplazaron los músculos, se expusieron estructuras de grandes vasos venosos y la arteria vertebral, con el fin de tener una exposición más amplia del tumor para removerlo fácilmente.

En la segunda, se le retiró el 95% de la tumoración.

“Estoy muy bien y con ganas de vivir”

Norma aceptó que durante los dos últimos años se atendió en clínicas privadas porque no tenía buena percepción del ISSSTE, en lo cual estaba equivocada.

“Doy gracias de que estoy aquí, porque mi vida era un tormento. No podía estar de pie de tanto vértigo que tenía, no escuchaba, el olor de cabeza era insoportable. Después de la operación estoy muy bien, con ganas de vivir, de mostrarle a mis hijos todo lo que no les demostré antes. Tengo muchas ganas de trabajar, de ser feliz, de ser otra vez yo”, relató.

Norma es jefa de familia y madre de tres hijos de 12, 15 y 22 años. Nayeli, quien es la mayor, expresó que no sabía si volvería a ver a su mamá cuando entró a cirugía.

“Sólo le dije, yo te voy a estar aquí esperando mami… y miren, aquí estamos hoy las dos”, confesó.

Ambas agradecieron a los médicos y enfermeras por el cariño y dedicación que brindaron en la atención de Norma.

Los médicos indican que la expectativa de vida de Norma es favorable y que ya comienza a recuperar paulatinamente las funciones que resultaron afectadas por la comprensión del tumor.

Para recuperar bien el habla, tendrá que tomar terapia de rehabilitación y cada seis meses, será monitoreada por los médicos.

(Con información de El Universal)

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *