CARGANDO

Escribe para buscar

Maternidad, sigue siendo causa de mortalidad

Sin categoría

Maternidad, sigue siendo causa de mortalidad

Compartir

El 28 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Salud de la Mujer para recordarle lo importante que es cuidar su salud, especialmente cuando las principales causas de mortalidad son prevenibles.

La maternidad es definida como una de las etapa más maravillosa en la vida de una mujer, porque es cuando más plena está, así lo definen las mismas mujeres que anhelan la llegada de un bebé y su sueño está en el proceso de cumplirse, pero desafortunadamente, por falta de cuidados esta etapa no siempre culmina con éxito y felicidad.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de la Mujeres, tomados de Numeralia del Instituto Nacional de Estadista y Geografía (INEGI), las mujeres llegan al hospital principalmente por eventualidades de la maternidad tal y como son el embarazo en sí mismo, los partos y los abortos, en donde más del 62% de las mujeres pierden la vida por aspectos mal cuidados.

Las mujeres que tienen más acceso a la salud y a los hospitales más prestigiados son quienes menos riesgos de morir tienen pues están los médicos más calificados y con la infraestructura hospitalaria necesaria para resolver eventualidades, afirma la ginecobstetra Rosario Valenzuela(*)  a SUMEDICO.

Esto se muestra claramente en los datos obtenidos por INEGI, pues es justamente en los estados con más zonas marginadas como Chipas, Chihuahua, Oaxaca y Guerrero en donde las tasas de mortalidad por estas causas rebasan el 75% por cada 100 mil nacidos vivos, en Guerrero la cifra incluso esta por encima de los 107%, es decir que mueren también mujeres, en los que ni el bebé pudo ser salvado.

Esta misma fuente indica que a nivel nacional el 13.8% de las mujeres que fallecieron por alguna complicación en el embarazo es menor de 19 años y de igual modo este porcentaje es más alto en los estados anteriormente mencionados, asimismo el  66.2% fueron mujeres que no contaban con ningún tipo de seguridad social o seguro popular, mientras que el 21.5% murió a causa de hipertensión en el embarazo y el 33.1% por causas indirectas.

De acuerdo con la ginecobstetra Rosario Valenzuela, las muertes femeninas por causas de la maternidad son alarmantes y aún no se han podido erradicar siendo que en la mayoría de las ocasiones pueden prevenirse si el embarazo se planea  y se tiene el control médico mes a mes.

Prevención y planificación: la diferencia

La especialista mencionó a SUMEDICO en entrevista que lo mejor es planificar con tres meses de antelación porque así si las mujeres tienen alguna situación que les pueda perjudicar la salud con el embarazo se atiende antes para que llegue a la época de gestación con una salud plena.

Asimismo la ginecóloga hizo énfasis que estando embarazadas o no, todas las mujeres y hombres en edad reproductiva deben tomar su ácido fólico, pues en la mujer ayudan a tener una buena ovulación, evitar malformaciones y disminuir riesgo de algunos tipos de cáncer y en los hombres a mejorar la calidad de los espermas.

Cuando por algún motivo el embarazo llegó de sorpresa, lo mejor es que en el momento en que se ha enterado de la noticia, la paciente acuda con su ginecólogo para valorar que todo esté bien o si no tratar lo que pudiera traer complicaciones.

Si no se está consumiendo ácido fólico empezar a consumirlo en ese momento y acudir a consulta con el ginecólogo mes a mes, pues este especialista le indicara a la mujer embarazada si no hay problemas con su presión o su peso para igualmente prevenir diabetes gestacional, pues esta también es causa de muerte femenina durante el embarazo.

Otro de los momentos en donde la vida de la mujer corre peligro es durante el nacimiento del bebé, pues por un mal trabajo de parto la placenta podría desprenderse antes y causar una severa hemorragia que podría culminar en un desenlace  fatal.

Y en el momento de la recuperación es otro de los puntos críticos, pues, si por alguna razón no se cuidan las incisiones o no hubo una buena limpieza interna del útero, se pueden dar infecciones muy fuertes que no puedan tratarse y terminen con el fallecimiento.

Respecto a los legrados, sigue siendo, según la especialista, alarmante el número de decesos porque son mal practicados cuando se provocan y todo, porque aún con la legalización en el D.F., las mujeres siguen acudiendo a lugares clandestinos en donde no tienen los materiales necesarios y rara vez son ginecólogos con la formación médica necesaria para practicarlo.

“En resumen, los peligros reales inician en el quinto mes por la preeclampsia, porque puede haber algún sangrado y no se le da la importancia necesaria o por diabetes gestacional”, dijo la Dra. Valenzuela, y añadió que “desafortunadamente el 50% de las muertes por maternidad en primer lugar es por no prevenir  y no cuidar aspectos como la preeclampsia, después por hemorragias y finalmente por infecciones a las que no se les presta atención.

Por ello es que la ginecóloga indica que ante cualquier inquietud o duda, las mujeres no vacilen en llamar a sus ginecólogos, pues una llamada puede ser la diferencia entre la vida y la muerte y añade que un medicamento con contraindicación en el embarazo, en ocasiones si puede ser consumido por la mujer gestante, pero sólo si es indicado por el ginecólogo que ya evaluó los beneficios y los riesgos, ningún otro médico puede prescribirlo.

 

(*) Dra. Rosario Valenzuela

 

Ginecobstetra

 

dra_rosariovalenzuela@hotmail.com

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *