CARGANDO

Escribe para buscar

Madres con depresión afectan desarrollo intelectual de niños

Madres con depresión afectan desarrollo intelectual de niños

Compartir

De acuerdo a una nueva investigación publicada en el Journal Child Development, las madres con depresión o depresión materna que no reciben un tratamiento, pueden influir negativamente en el desarrollo intelectual y cognitivo de un niño hasta los 16 años.

Los nuevos hallazgos sugieren que un diagnóstico y tratamiento de la depresión materna es la clave para que el pequeño se desarrolle correctamente.

>>Te puede interesar: Abrazar a tu bebé recién nacido puede modificar su ADN 

Madres con depresión y consecuencias en niños

Durante el estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego Estados Unidos, se entrevistaron a más de 900 niños sanos y a sus madres, con intervalos de cinco años desde la infancia y hasta los 16 años.

Se enfocaron en observar qué tan afectuosas y receptivas eran las madres con sus hijos en cada periodo de edad. También examinaron las habilidades cognitivas verbales de los niños usando pruebas de coeficiente intelectual estandarizadas.

Las pruebas también fueron aplicadas en las madres para detectar síntomas de depresión y los resultados fueron sorprendentes.

madres con depresión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Encontramos que las madres con depresión profunda no invirtieron emocionalmente ni proporcionaron materiales de aprendizaje para apoyar a sus hijos, como juguetes y libros, en comparación con las madres que no estaban deprimidas”, informa la investigadora Patricia East de la Universidad de California.

Agrega que como consecuencia, hubo un efecto negativo en el coeficiente de inteligencia del niño a edades de 1, 5, 10 y 16.

“La consistencia y la longevidad de estos resultados hablan del efecto perdurable que tiene la depresión en la crianza de una madre y el desarrollo de su hijo”, explica.

>>Síntomas y causas por las que un bebé muere en el vientre 

¿Qué causa depresión maternal?

Según los análisis, para las madres en el estudio había muchos factores estresantes en su vida.

“La mayoría de las madres, aunque sabían leer y escribir, solo tenían nueve años de formación, no estaban empleadas fuera del hogar y con frecuencia vivían con una familia extensa en hogares pequeños y atestados. Eso probablemente contribuyó a la depresión”, se lee en el estudio.

La mayoría de las mujeres que tienen un hijo pueden sufrir depresión maternal en los primeros seis meses después del parto, pero en algunos casos la depresión persiste durante muchos años.

Aproximadamente el 20% de las madres que están severamente deprimidas cuando su hijo cumple el primer año, suelen conservar la depresión materna por mucho más tiempo.

“La identificación temprana, la intervención y el tratamiento de la depresión materna son clave. Proporcionar recursos a las madres deprimidas les ayudará a manejar sus síntomas de una manera productiva y garantizar que sus hijos alcancen todo su potencial”, concluyen los autores del estudio.

>>Te puede interesar: ¿Llorar en el embarazo afecta el desarrollo del bebé? 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *