Médicos cubanos estiman que se podría vivir 120 años

Científicos desarollan un programa de diagnóstico y tratamiento que ayudaría...

26/01/2012 9:23
AA

Médicos cubanos que laboran en el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN) desarrollaron un programa de diagnóstico y tratamiento para frenar el envejecimiento, el cual aspira a alcanzar el horizonte de permitir que una persona pueda vivir hasta 120 años, con calidad.

En una breve visita a México, el doctor Enrique Villa Acosta (*), Presidente del CIREN, explicó que este centro se apoya en datos obtenidos por la ciencia cubana y por la ciencia internacional, gracias a los cuales se han podido enlistar factores positivos y negativos para que el envejecimiento avance a un ritmo normal.

El programa cubano llega por nombre Rebioger, que significa Restauración Biológica General, y comenzó a investigarse y perfeccionarse desde 1994 en esa nación caribeña. 

“No se trata de lograr la inmortalidad sino de trabajar en dos sentidos: por un lado, detener las enfermedades que aceleran el envejecimiento, como la diabetes, hipercolesterolemia, hipertensión y obesidad; y por otra parte, estimular las actividades que ayudan a ganar en calidad de vida, por ejemplo a tener un sueño mejor, una relación social adecuada, volver a ganar el entusiasmo por la actividad física, las tareas, tener una alimentación y un peso adecuado. En síntesis, necesitamos buscar un equilibrio para las personas mayores”, indicó Enrique Villa Acosta.

Al igual que en otros programas de salud del CIREN en el programa contra envejecimiento se utiliza un abordaje multidisciplinario con clínicos, geriatras, nutriólogos, endocrinólogos, enfermeras, fisiatras y neurólogos.

“La neurología es muy importante porque con la edad hay alguna pérdida de funciones cognitivas, como la pérdida de memoria. Este programa tiene un área llamada rehabilitación cognitiva, con la participación de psicólogos y psiquiatras”, añadió el médico cubano.

Vivir 120 años

Muchas de las enfermedades neurológicas degenerativas se incrementan con la edad o empiezan en la tercera edad o al menos los pacientes comienzan a acudir a consulta después de los 40 o 50 años.

Los científicos cubanos empezaron a estudiar, por necesidad, el envejecimiento cerebral en 1994 mediante modelos animales envejecidos, como ratas y monos.

“Cuando fuimos perfilando nuestra actividad de investigación en el tema del envejecimiento pudimos encontrar, junto con otros hallazgos científicos de otros países, que el ser humano, potencialmente, podría vivir hasta 120 años, a la luz de los conocimientos que hay hoy. El problema para llegar a vivir 120 años es lograr que las personas lleguen a esta edad pero con calidad de vida.

“Se estaban describiendo muchas acciones alrededor de este tema durante principios de los años 90. Algunas dietas especiales, como la dieta mediterránea y la dieta de los japoneses, estaban permitiendo llegar con más facilidad a los 80 años. Y hoy algunos llegan alos 90 años. Cuando estudiamos esto en modelos animales vimos que, efectivamente, la dieta y otros factores de salud pueden ayudar extender la esperanza de vida y casi duplicarla”, indica Enrique Villa Acosta.

En los hospitales cubanos afiliaros al CIREN se han estudiado varios factores que aceleran el envejecimiento como la predisposición genética y los estímulos ambientales negativos.

 “Si alguien tiene abuelos longevos, no tiene por qué no ser un longevo. La genética juega un papel también vinculado a esto. Otro factores son los predisponentes a ciertas enfermedades que aceleran el envejecimiento si no hay un control adecuado. Aquí comenzamos a hacer más investigación que no sólo tenía que ver con lo cerebral porque entre estas enfermedades que aceleran el envejecimiento están la Diabetes Mellitus, la hipercolesterolemia, la obesidad y los trastornos dietéticos. 

“En estos casos comenzamos a ver la manera como incluyen en el envejecimiento, no sólo los elementos genéticos, sino los dietéticos y otros relacionados con hábitos de vida como la falta de ejercicio físico, la vida sedentaria, el consumo de alcohol, drogas, el estrés y todo lo que actúa sobre nuestra conducta y que nos saca de quicio”, dice el especialista en neurofisiología, quien indica que el programa cubano interviene en cada uno de estos controles.

Según Villa Acosta, también son factores que aceleran el envejecimiento las grandes presiones en el trabajo, el vivir en grandes ciudades, el estar en un medio ambiente contaminado y, por último, lo que llamamos el estrés oxidativo; lo que se genera en agotamiento de la cadena respiratoria, que estresa a las células y que crea los radicales libres, que son moléculas que aceleran el envejecimiento programado. Esto ocurre con personas que no corresponde la edad cronológica con la edad real.

El objetivo del programa y sus logros recientes consisten en hacer un muy buen programa de diagnóstico y realizar un programa de tratamiento contra el envejecimiento patológico.

 El CIREN atiende a pacientes de 80 países diferentes. Los pacientes mexicanos que son candidatos para el tratamiento cubano primero son analizados en México, en la representación del CIREN, que dirige la doctora Irina Wilkins Pérez, cuya página de internet es http://www.ciren.com.mx/index1.htm

(*) Doctor Enrique Villa Acosta , Presidente del Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN). www.cuba.com.mx/ciren 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: