CARGANDO

Escribe para buscar

Lo que ocurre en tu cerebro al ver deportes

Juegos Olímpicos Río 2016

Lo que ocurre en tu cerebro al ver deportes

Compartir

Millones de personas en todo el mundo están siguiendo puntualmente los Juegos Olímpicos de Brasil, todo para ver quién se corona ganador de cada categoría.

Cada competencia nos provoca cientos de emociones, como alegría o enojo, pero, ¿por qué reaccionamos así?

Daniel Glaster, neurocientífico del King’s College de Londres, Reino Unido, indagó sobre el tema y encontró que la respuesta está en zonas especificas del cerebro.

“Cuando vemos retransmisiones deportivas, se activan distintas zonas dentro de nuestro cerebro, cada una de ellas con una función diferente”, explicó a la BBC.

Señaló que también se activa la zona que se encarga del movimiento del cuerpo.

“Incluso aunque estés completamente inmóvil, estás utilizando la parte del cerebro que controlaría tu cuerpo si te estuvieras moviendo, para ayudarte a observar los movimientos”, indicó.

Añadió que por ello, es posible sentir de cierta forma los movimientos de los atletas mientras los observamos.

“Simulamos sus movimientos como si los ejecutáramos nosotros mismos para poder predecir mejor y, de hecho, ver mejor y anticipar mejor lo que están haciendo”, dijo.

Tipos de movimientos

El especialista afirma que hay dos tipos de movimientos que se producen cuando vemos deportes:

• Resiliencia motora: cuando una persona se mueve hacia adelante o atrás a medida que lo hace el atleta y que también se concentra o relaja cuando el otro lo hace.

• Contagio emocional: es cuando alguien se mueve de una forma determinada que su emoción resuena automáticamente en ti. Por ejemplo, podemos saber si alguien está triste o feliz con sólo ver sus movimientos.

“Cuando ocurre eso, el cerebro genera emociones tristes dentro de ti, seas o no consciente de ello”, indica.

Las emociones se reproducen en nuestro cuerpo

Glaster menciona que esta empatía no sólo se presenta con los atletas, sino que también con los espectadores, quienes refuerzan las emociones.

“Esa expresión corporal de la emoción no significa que, simplemente, estén expresando lo que sienten, sino que esto, a su vez les hace sentir más esa emoción”, menciona.

Añade que si bien la emoción surge del cerebro, la sensación completa en el espectador sólo se materializa con el movimiento.

“Incluso aunque estés solo en tu departamento, cuando ves ese gol y te levantas y gritas te sientes más feliz sobre el gol que marcó tu equipo que si estás cerca de un bebé durmiendo o en una biblioteca, donde debes mantener tus movimientos bajo control”, concluye.

(Con información de BBC)

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *