CARGANDO

Escribe para buscar

Las mentiras piadosas más peligrosas

De Mujeres Emociones

Las mentiras piadosas más peligrosas

Compartir

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos mentido pero ¿por qué se miente? Todo está relacionado con la autoestima, el ego, la seguridad, el temor, para sacar provecho de algo o simplemente es un mecanismo de defensa del ser humano.

Existen personas que son expertos en el arte de mentir y lo hacen sin remordimientos y hasta son capaces de creer lo que dicen, lo viven como si fuera real (mitómano), y existen otras personas que al hacerlo les provoca culpa, estrés y tristeza.

Es imposible pedir que las personas no mientan, pero debes conocer cuáles son las mentiras “piadosas” que son peligrosas y que debes procurar no decir.

  1. Nunca ocultes una enfermedad mortal

Alguna veces se le oculta a la persona enferma su enfermedad diciéndole “Estás bien, tu enfermedad es algo pasajero”, o también se miente a la familia, para evitar que sufran un dolor inmenso al ver a su ser querido gravemente enfermo.

Esta clase de mentira perjudica a toda la familia, por no existir un tiempo para prepararse psicológicamente y despedirse del ser querido. El proceso de aceptación de saber que morirá, puede ser menos doloroso para la familia, que cuando se pasa de recipiente sin preparar la mente y el cuerpo.

En estos casos es recomendable decir la verdad por más dolorosa que pueda resultar, la familia siempre va a necesitar conocer la realidad.

  1. “Me siento bien”

Por más terrible, pálida y delgada te veas, con dolores en todo el cuerpo, con dificultad para caminar, sin apetito o cualquier síntoma que represente una enfermedad, tú todavía te atreves a decir “me siento bien”, esta es la clásica mentira piadosa pero peligrosa ¡No es necesario que te autoengañes!

Ten cuidado, porque con la salud no se juega, por más problemas que tengas ya sean económicos o que seas una persona comprometida con su trabajo y no puedas faltar, debes saber que las consecuencias pueden ser mortales y no sólo te afecta físicamente o emocionalmente a ti sino a toda tu familia. Acepta la ayuda de las personas que te aman y no pienses que tu malestar pasará sin antes consultarlo con un especialista.

  1. Conflictos familiares

Mentir sobre un problema grave como maltrato, violencia física y emocional, es peligroso, porque estas atentando contra tu propia vida y seguridad.

No mientas diciendo: “Todo marcha bien en mi hogar” cuando es todo lo contrario. Si tú o tus hijos están en peligro dentro del seno familiar, debes denunciar a las autoridades y pedir ayuda a cualquier persona de confianza.

  1. Zapatero a tu zapato

Este tipo de mentiras se presentan en el trabajo, un ejemplo claro es cuando tu jefe te pregunta si puedes hacer cualquier cosa y tú mientes diciendo “claro que sí”. Puede ser un reto para ti investigar y aprender fácilmente con el mandato que tu jefe te pide, pero recuerda que no debes de acaparar todo.

Este tipo de mentiras llega a afectarte en tu autoestima al sentirte incapaz de realizar un trabajo, también afecta tu economía porque pones en riego tu empleo y la estabilidad en tu familia.

Así que ya lo sabes, ten cuidado con lo que dices, mide las consecuencias de tus mentiras, recapacita y no des un mal ejemplo de vida a tus hijos, siempre actúa de manera honesta y di la verdad.

 

(Con información de familias.com)

 

 

 

 

 

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *