LOADING

Type to search

La comida mexicana no provoca obesidad

obesidad

La comida mexicana no provoca obesidad

Share
Aun cuando la dieta de los mexicanos ha cambiado, la comida mexicana no es la culpable del incremento en los índices de obesidad, señaló en SUMEDICO Radio la licenciada en nutrición y ciencias de los alimentos Ana María González García. 
 
Respecto al cambio en la dieta de los mexicanos, la especialista señaló que esto se debe a los cambios de hábitos debido a las prisas y la imposibilidad de comer en casa, quedando a merced de los alimentos industrializados y la inmovilidad. 
 
“Los hábitos cambian porque corremos más y no hay tiempo de ir a casa, entonces usamos comida industrializada, nos movemos menos y eso no tiene que ver con la comida”, indicó, y abundó respecto a que los cambios de hábitos y estilos terminan reflejándose en el peso.
 
Otro detalle que señaló es que los platos de hoy son más grandes y la comida se sirve en cantidades más grandes, cuando es muy importante cuidar las porciones y saber combinar, ya que no es lo mismo comer una milanesa con una ensalada que combinar muchos carbohidratos en un mismo plato.
 
Una situación común para los mexicanos entre semana es tener que comer en la calle, ya sea comida corrida o bien comida rápida o industrializada, lo cual puede no ser benéfico para la salud. 
 
“Mucha gente come fuera de casa, ya sea comida corrida o comida rápida, pero respecto a la comida corrida no todo puede ser tan malo, ya que es posible encontrar algunos beneficios. Uno de ellos es que en los establecimientos de comida el menú varía con los días, y entonces se tienen más opciones para variar la dieta”, señaló la licenciada. 
 
Señaló también que, en contraparte, en los establecimientos de comida rápida hay pocas opciones y no siempre nutritivas. 
 
“Otra ventaja de la comida corrida es que si vamos con regularidad y hay más interacción con la gente que trabaja ahí podemos pedirles más ensalada o que cocinen con menos grasa”, explicó.
 
No obstante, la licenciada González indicó que precisamente uno de los principales problemas de los establecimientos de comida rápida es que se cocina con mucho aceite, ya que hay que tener cuidado con la porción de aceite que se utiliza para la confección de los alimentos, ya que en muchos casos eso puede marcar la diferencia.
 
Finalmente, la licenciada egresada de la Universidad Iberoamericana, compartió algunos consejos para poder aprovechar las ventajas que ofrece la comida corrida.
 
“Hay que tratar de considerar los 3 grupos principales de alimentos; también, si por ejemplo la sopa que van a servirte de entrada es crema hay que pedir primero la verdura y la ensalada, para sentirte satisfecho comiendo más sano; si en el postre sabemos que va a haber arroz con leche, hay que ver si en el restaurante tienen fruta o de plano evitar el postre y llevar nuestra fruta a la oficina. Muchos guisados llevan verdura, y es mejor consumir ésta que un pedazo grande de carne y, sobre todo, cuidar las porciones que nos servimos”, concluyó. 
 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *