CARGANDO

Escribe para buscar

Insomnio, problema que afecta a niños

ninos

Insomnio, problema que afecta a niños

Compartir

“Desgraciadamente los trastornos de sueño son cada vez más frecuentes en niños, principalmente el insomnio; existe ya una alta frecuencia de niños que no pueden dormir por causas conductuales”, dijo a SUMEDICO la doctora Yoali Arana (*), de la Clínica del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Cuando existe un niño con un problema de sueño, lo más importante, primeramente, es determinar que no exista alguna causa médica, como un dolor u otro malestar, que le impida al niño conciliar el sueño, “problemas como cólicos, dolor de oído, los cuales, una vez descartados permiten evaluar la conducta de los padres alrededor de los niños, ya que en muchas ocasiones son los culpables de que no duerman bien, al tolerarles ciertos privilegios”, indicó la especialista en sueño.

“No es raro que los niños no tengan horarios o se desvelen mucho, pero en ese sentido la culpa es de los padres, ya que les permiten ver televisión, o jugar con videojuegos antes de dormir; también ciertos alimentos como refrescos o leche con chocolate les afecta la calidad de sueño”, refirió.

De acuerdo con la especialista, la mejor manera de solventar un problema como éste, cuando se trata meramente de una causa conductual, es con terapia, “enseñarlo a dormir solo, evitando que necesite de una presencia paterna en la habitación para poder conciliar el sueño”.

Apnea obstructiva del sueño

Este trastorno, según la especialista, se presenta en niños preescolares que tienen las amígdalas muy grandes, lo que les genera ronquido, “y un niño que ronca mucho no duerme bien, inclusive deja de respirar durante algunos segundos, y a la mañana siguiente está irritable, cansado, tiene problemas de agresividad, aprendizaje y memoria; inclusive puede presentar talla pequeña, ya que las horas que duerme son de mala calidad a causa de las pausas respiratorias”, señala la doctora Arana.

En este caso, la solución puede ser una amigdalectomía, que es retirar las amígdalas para que el niño pueda respirar mejor y se termine la obstrucción.

“Cuando se realiza esta cirugía en el niño se presenta un crecimiento muy rápido, en compensación por lo que no creció anteriormente, deja de ser un niño hiperactivo. El problema es que en muchas ocasiones suele confundirse una situación de apnea obstructiva del sueño con déficit de atención e hiperactividad, por ello hay que tener mucho cuidado durante el diagnóstico”, abundó la doctora Yoali.

Pesadillas que no son pesadillas

Finalmente, otro de los trastornos de sueño que puede presentar un niño son las parasomnias, las cuales son frecuentemente confundidas con las pesadillas, pero que no tienen relación alguna.

“Las parasomnias son eventos en donde los niños lloran, gritan, ríen, hacen cosas dormidos, pero esta situación puede desaparecer sin problemas de la misma forma como apareció, y esto debe ocurrir antes de los 15 años de edad”, señala.

Las parasomnias no son pesadillas sino actitudes que tiene el niño, acciones que lleva a cabo como si estuviera despierto, pero en realidad está dormido.

“Los terrores nocturnos son también muy impresionantes, ya que el niño se para en la cama, grita, patea, parece defenderse de algo, y cuesta mucho trabajo despertarlo, ya que se encuentra en sueño de ondas lentas, y no recuerda lo que está pasando; no sueña, no tiene pesadilla, pero tuvo una activación que lo iba a despertar pero no lo logró”, señala.

Finalmente, la especialista indicó que lo más importante es mantener una buena higiene de sueño en los niños, que no se desvelen, inclusive se recomiendan siestas de 40 minutos durante la tarde y tener medidas de precaución para evitar un accidente. Si este tipo de actitudes no desaparecen a los 15 años, es probable que se trate de otra cosa, y vale la pena una valoración”, finalizó.

(*) Dra. Yoali Arana
Clínica del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana
ctds@xanum.uam.mx 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *