Importante pesar y medir altura del bebé

Los bebés deben ir desarrollándose al parejo con la curva normal de crecimient...

24/01/2012 12:03
AA

 Muchos padres de familia se conforman con medir y pesar a sus bebés para saber que van desarrollándose bien, otros omiten estas mediciones que deben ser mensuales, sin embargo no es lo único, pues de acuerdo con especialistas pediatras, la circunferencia de la cabeza también es importante medirla porque puede arrojar datos oportunos sobre algún trastorno del desarrollo.

De acuerdo con el doctor Ignacio Bergadá, jefe de la división de Endocrinología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, cuando hay estatura baja, se puede determinar que hay trastornos de los huesos o enfermedades crónicas congénitas como cardiopatía, nefropatía, asma, artritis juvenil, celiaquía o diabetes entre otra.

Otras causas de la baja estatura pueden ser también trastornos genéticos como el Síndrome de Down, de Turner, de Williams o de Noonan.

Pero si el problema es que hay un déficit de la hormona del crecimiento se puede asociar con anemia, infecciones parentales, desnutrición o un crecimiento intrauterino deficiente entre otras patologías comunes.

Entonces de acuerdo con la pediatra Ana Keselman, cuando un niño empieza a salirse de los parámetros normales se puede detectar oportunamente cualquier enfermedad y empezar a darle tratamiento oportuno para que el síndrome se detenga o no avance y pueda restaurarse su salud o los efectos negativos que la enfermedad presente.

Por el contrario, cuando no se detecta a tiempo, muchas veces no se puede corregir del todo y generalmente quedan secuelas.

Muchos padres esperan hasta el jardín de niños, o incluso hasta la adolescencia para detectar el problema cuando invariablemente los compararán con sus compañeros de escuela y empiezan a notar diferencias grandes.

Sin embargo, los especialistas advierten que aún en ese momento es importante acudir por atención médica para que el niño o adolescente se empiece a tratar.

Cuando un niño tiene una alteración hormonal del crecimiento, los signos pueden ser poco aumento de estatura en bebés, niños o adolescentes; rostro de apariencia menor al de otros niños de la misma edad; cuerpo regordete, manos y pies pequeños, y desarrollo muscular insuficiente; bajo nivel de glucosa en la sangre (en bebés y niños pequeños); pene muy pequeño (en recién nacidos varones); retraso en la pubertad; signos clínicos neuro-oftalmológicos tales como alteración de la visión, cefaleas, convulsiones; y otros.

La importancia de detectar precozmente estos signos es grande porque es la única vía para poner en marcha el tratamiento sustitutivo, indicado cuando existen alteraciones en la secreción de hormona de crecimiento. (Con información de Pro salud)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: