Identifican cómo restaurar molécula del Alzheimer

Científicos ubican la molecula que podría permitir frenar la enfermedad, que a...

25/01/2012 8:54
AA

Una molécula que se produce en el cerebro y que se llama Apolipoproteína E-4 es uno de los principales factores causantes de la enfermedad del olvido o mal de Alzheimer, principalmente cuando no se desdobla adecuadamente. Después de estudiarla durante más de 40 años, científicos de Estados Unidos identificaron la manera de restaurar esa molécula y así evitar sus efectos tóxicos, que destruyen el tejido cerebral. 

El hallazgo de este “blanco molecular” o punto focal sobre el cual se puede hacer un disparo bioquímico para frenar a la enfermedad de Alzheimer fue presentado en México por Robert Mahley, presidente Emérito de los Institutos J. David Gladstone, líderes en el estudio de esta enfermedad que a largo plazo desemboca en demencia.

El biólogo estadounidense ofreció una conferencia plenaria ante 400 investigadores de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y detalló que la mayoría de los pacientes con enfermedad de Alzheimer sufre una destrucción de tejido cerebral a causa de toxinas producidas por la Apolipoproteína E-4 (ApoE-4).

Los científicos comenzaron a seguir la pista de esta molécula dañina cuando se dieron cuenta que entre las personas que tienen Alzheimer, aquellas que presentan la enfermedad a una edad más temprana, por ejemplo a los 65 años, tienen grandes concentraciones de ApoE-4. Esta molécula sólo es dañina cuando está mal armada o mal desplegada, así que su equipo está probando seis sustancias bioquímicas que la pueden reparar.

“Existen varias formas de la molécula llamada ApoE, pero sólo la variedad 4 produce las sustancias tóxicas que destruyen tejido cerebral. Nosotros logramos cristalizar esa molécula ApoE-4 y nos dimos cuenta de que el principal problema es que su estructura está extendida porque le falta un enlace y si logramos hacer una especie de nudo o unión en una de sus partes, se corrige la estructura extendida y ya no sirve para hacer esas otras sustancias tóxicas”, explicó el científico invitado por la AMC a la reunión general Ciencia y Humanismo 2012.

El “blanco molecular” no es un solo lugar en el cerebro sino una molécula que está mal armada y luego está copiada muchas veces en el cerebro del paciente. Cuando se habla de disparar a ese blanco, no se trata de enviarle balas o rayos, sino de mandar a ese lugar alguna otra molécula, más pequeña, que funcione como grapa, liga o enlace y repare a la molécula defectuosa que está produciendo sustancias dañinas.

En sentido figurado y con el fin de ser ilustrativo, se puede comparar a la estructura de la molécula ApoE-4 con un “burro para planchar” que no tiene uno de sus soportes y entonces se desdobla mal y se cae. Si se le puede poner un nudo o soporte en la parte indicada, se sostiene firme. Siguiendo con la comparación, así se podría convertir una molécula dañina ApoE-4, en una molécula útil para el cerebro ApoE-3.

“Nosotros ya hemos identificado varias posibles herramientas para hacer esta reparación, por ejemplo tres familias de moléculas reparadoras que son las Phtalazinonas, las Pyrazolinas y los Pyrazolez. Incluso ya hemos hecho pruebas en ratones con una de estas moléculas reparadoras, que llamamos la PY-101 y hemos logrado reducir la producción de sustancias dañinas para el cerebro entre un 20% y 30 %”, dijo el invitado especial de la AMC.

“El haber ubicado este blanco molecular es un paso gigantesco en la comprensión de este mal, pero sólo el tiempo dirá si encontraremos el disparo bioquímico correcto para hacer la reparación de la molécula que está provocando el daño”, añadió.

 El mal del olvido

El Alzheimer, es la enfermedad neurodegenerativa que más preocupa en todo el mundo pues actualmente afecta a 26 millones de personas en todo el planeta, provocándoles pérdida de memoria y demencia.

El doctor Robert Mahley informó que, sólo en Estados Unidos, este mal afecta a 5 millones de personas y que, si no se encuentra una cura, se espera que en el año 2050 existan 15 millones de personas sufriendo esta enfermedad, que se caracteriza por la pérdida de memoria y de otras funciones cognitivas, incluyendo el habla.

“Desde luego hay que entender que el Alzheimer tiene otros factores por los cuales se puede desencadenar, como las lesiones o el estrés. Uno de los hallazgos recientes que nos plantea muchas preguntas es el hecho de que muchas de las sustancias tóxicas que producen esta destrucción del cerebro aparecen en personas que se golpean mucho la cabeza y están en alto estrés, como los jugadores de futbol americano”, concluyó. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: