LOADING

Type to search

¿Hay seguridad en el uso de células Madre?

especiales

¿Hay seguridad en el uso de células Madre?

Share

Los procedimientos o terapias con células madre (troncales), son muy nuevos, no hay regulaciones específicas, y la poca información puede llevar a los pacientes a cometer errores cuando optan por un tratamiento de este tipo, por ello es necesario que se acerquen siempre a instituciones públicas o privadas, pero que sean reconocidas por su ética y profesionalismo.

Todos los procedimientos con material biológico necesitan de unas reglas y normas muy exhaustivas para garantizar los mejores resultados posibles y disminuir al mínimo los riesgos de contagios y malas prácticas por ello es que muchos países se han sometido a normas muy estrictas para realizar el proceso de forma sana y ética.

(*)José Antonio Arroyo Pérez,  Director Técnico y de Investigación del Centro Nacional de Transfusión Sanguínea,  señaló que algunos países desarrollados ya tienen legislaciones específicas para realizar tratamientos e investigaciones con las células troncales y que cada uno las define de una forma específica.

“En Estados Unidos, las células madre mesenquimales se consideran  como tejidos humanos o productos basados en tejidos para empleo terapéutico, por lo que su producción debe cumplir con los requerimientos de las buenas prácticas de manufactura.

En Europa, las células madre mesenquimales se clasifican dentro de los productos médicos para terapias avanzadas y se consideran como productos de terapia celular o bien de ingeniería de tejidos.

Las regulaciones en estos países contemplan reglas para autorización, supervisión de los requerimientos técnicos durante su manufactura, seguimiento de las muestras, almacenamiento y distribución para las instituciones de investigación y académicas, públicas o privadas que las producen”.

El experto señaló que en estudios clínicos estas células se pueden emplear para tratamientos como:

El científico señaló que en los últimos años se han sumado a estas regulaciones: Canadá, Japón, China, Corea,  India, Sudáfrica y Brasil que cuentan con el reconocimiento  internacional debido a que han implementado adecuadamente las buenas prácticas de su manufactura a grado clínico.

“Existen lamentablemente otros países en los cuales se están implementando terapias basadas en células sin las condiciones mínimas indispensables para un uso seguro desde un punto de vista científico y ético. Esto ha permitido el desarrollo de un “negocio” cada vez más grande conocido como “turismo de terapias celulares”, el cual consiste en que, la gente viaja a países sin legislación en esta área para obtener estos servicios, exponiéndose a riesgos graves para su salud”.

Tratamientos y candidatos

El tratamiento depende del padecimiento a tratar, de la fase de la enfermedad y del propio estado clínico del paciente, por lo que no puede precisarse de manera puntual, aseveró el experto, y añadió que para que un paciente sea candidato a terapia celular es evaluado por un comité y no solo por el criterio de un solo médico.

El experto finalmente señaló que “el entusiasmo hacia la medicina regenerativa se ha visto reflejada a nivel mundial tanto en países desarrollados como aquellos en vías de desarrollo.

“ El crecimiento de esta área indudablemente traerá beneficios a una gran cantidad de individuos que padecen enfermedades hematológicas, metabólicas, neurodegenerativas y oncológicas entre otras, pero desafortunadamente, en algunos países se ha incurrido en faltas éticas, derivadas de la desinformación y el mal uso de la información sobre las células troncales-lo cual ha permitido el crecimiento de la charlatanería y el abuso de los pacientes, aun cuando algunas veces los mismo pacientes no lo notan”.

“ El sentir general de la comunidad científica es que todavía hay mucha investigación que debe hacerse para que la medicina regenerativa llegue a ser una medicina segura, confiable y eficiente”, afirmó.

El tratamiento de las leucemias, anemias y algunos tipos de linfomas es largo y agresivo y no siempre se alcanza la recuperación del paciente, por ello deben tomarse con cautela, señaló el científico.

“Una opción comúnmente utilizada es el trasplante de células madre que se obtienen entre otras fuentes de la sangre placentaria a través del cordón umbilical. Por lo anterior, actualmente a nivel internacional se recomienda la donación voluntaria y no la guarda del cordón umbilical, ya que se ha calculado que la probabilidad de que un niño use la sangre de su propio cordón umbilical antes de cumplir los 21 años es de aproximadamente es de una en 20 mil y esto termina por desperdiciarse, en lugar de tener la oportunidad de salvar otra vida”, dijo.

El químico agregó que el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea es el único banco de sangre placentaria público en el país y actualmente ha provisto unidades de células troncales a más de 300 pacientes, “por lo que invitamos a las futuras mamás a donar la sangre de su cordón umbilical, y para mayor información visitar nuestra página web en http://cnts.salud.gob.mx

(*)QFI. José Antonio Arroyo Pérez

Director Técnico y de Investigación en el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea.

Miembro de la Sociedad Internacional de Transfusión Sanguínea y de la Asociación Americana de Bancos de Sangre.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *