Gusto por la sal puede reducirse en bebés

Los bebés que son alimentados con cereales, pan y galletas desarrollan un mayor...

05/01/2012 5:30
AA

Cada vez es más frecuente que los médicos pidan sus pacientes que disminuyan el consumo de sal, en especial a aquellos que les gusta servirse sin límites porciones extras de este producto en  sus platos, pues el abuso de ésta llega a causar varias muertes al año.

Pero esto puede corregirse desde que un individuo es aún un bebé, según una investigación publicada en American Journal of Clinical Nutrition, realizada por investigadores del Centro de los Sentidos Químicos Monell en Filadelfia.

Los especialistas tomaron como muestra a 61 bebés a los dos meses de edad y encontraron que al cabo de seis meses, 35 de ellos preferían consumir líquidos salados y los 26 restantes preferían el agua natural, y la respuesta estaba en que aquellos que habían sido alimentados con comida almidonada como cereales, tenían un especial gusto por la sal, mientras que los demás preferían líquidos insaboros.

Según los especialistas los niños que habían sido alimentados con almidones como pan galletas y cereales tendían a lamer la sal de muchos alimentos porque muchas veces además de los almidones que la comida trae per sé se les añade aún más gramos de sal y entonces los niños empiezan a desarrollar un gusto por este sabor.

Y según Leslie Stein, líder de la investigación, si al bebés se le mantiene alejado de estos alimentos cuando menos durante los primeros seis meses de vida y en lugar de ello se les ofrecen frutas, se podrían ahorrar más de 100 mil muertes al año, así como miles de dólares por costos médicos, tan solo en Estados Unidos. (Con información de Univisión)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: