CARGANDO

Escribe para buscar

Endometriosis puede complicar concepción

Sin categoría

Endometriosis puede complicar concepción

Compartir

¿Sabías que muchas mujeres no se dan cuenta que presentan endometriosis porque creen que presentar dolores premenstruales o durante la regla es normal?

De acuerdo con la doctora Lourdes Flores (*), muchas mujeres crecen con la idea de que presentar cólicos es normal, y toda su vida se aguantan los malestares o los calman con analgésicos, “y es hasta que buscan un embarazo y no lo logran, que se dan cuenta que presentan endometriosis”.

¿Pero qué es la endometriosis?, esta es una enfermedad por la que el tejido del endometrio empieza a crecer y a recubrir diferentes órganos pélvicos impidiendo que realicen su función correctamente.

Los órganos que puede dañar son:

  • Los ovarios.-  No se permite la ovulación de forma correcta
  • Las trompas .- Se inflaman y se obstruyen por lo que el óvulo no logra pasar bien
  • El útero .- Impide que el embrión se implante de forma satisfactoria y hay abortos espontáneos
  • El recto.- Hay perforaciones o daños al recubrimiento y hay heces con sangre
  • La vejiga.- Se daña el tejido y hay orina con sangre

La doctora señaló que los órganos empiezan a recubrirse con este tejido porque “cuando la mujer regla, un poco de esa sangre lleva células aún vivas del endometrio que empiezan a implantarse en los órganos cercanos porque se fugan, y mes con mes esas células ocasionan un sangrado”.

“Por ejemplo si se empieza a reproducir el tejido en los ovarios se forman endometriomas, que son quistes de sangre que se van coagulando y haciendo vieja la sangre, que al nosotros retirarla en la laparoscopia se ve como si fuera chocolate derretido, pero al invadir otros órganos los daña”, aseveró la especialista.

Los tratamientos

Según explicó Flores, este tejido crece por causa hormonal, y aunque no existe una cura, ni se sabe porqué le ocurre a las mujeres, sí hay forma de controlarlo y es mediante el uso de hormonas como la progesterona para evitar que a lo largo del ciclo menstrual la mujer “experimente las subidas y bajadas hormonales que normalmente tiene el cuerpo, lo que hacemos es estabilizarlo”.

Sin embargo este procedimiento es útil cuando la mujer no desea embarazarse, dijo la ginecóloga, ya que sí lo que busca es la procreación, “se le induce una menopausia mediante la supresión hormonal durante seis meses y luego hay mujeres que logran embarazos espontáneos con sus relaciones sexuales, y si no lo logran puede hacerse otros procesos como la fecundación in vitro o la implantación de embriones”.

De acuerdo con la también bióloga de la reproducción, aún cuando la endometriosis se desarrolla desde los 14 o 15 años, las mujeres se dan cuenta hasta los 25 o después, que tienen la enfermedad, primero porque no hay una prueba como tal que pueda diagnosticarla oportunamente y porque sólo los dolores incapacitantes o la imposibilidad para concebir dan la sugerencia que podría tratarse de endometriosis.

“Los ultrasonidos nos pueden ayudar un poco a sugerir el diagnóstico así como el marcador CA125 que se obtiene con una muestra sanguínea, sin embargo, el que este marcador se muestre alterado no nos afirma que hay endometriosis, sino que existe alguna patología”.

¿Y el diagnóstico?

Según Flores, la única forma de cerciorarse que se trata de una endometriosis es mediante una cirugía laparoscópica que permite ver el tejido recubriendo otros órganos.

Sin embargo, “cuando se tiene una pelvis congelada, es decir que el tejido se encuentra adherido de todas partes y ya no hay modo de despegarlo, no puede hacerse nada con la paciente porque es muy complicado eliminar todo para despegarle los órganos”, afirmó la especialista.

Y añadió que aún cuando uno de los síntomas que la paciente puede experimentar es no lograr un embarazo, “cuando no es tan severo y logra embarazarse, la gravedad de la enfermedad disminuye, le ayuda a la paciente tanto a aminorar los síntomas como los dolores y mejorar su diagnóstico”.

La doctora Flores indicó que aún cuando este problema no pone en riesgo la vida de las pacientes, es considerado un problema de salud pública porque lo padecen muchas mujeres y sí disminuye considerablemente su calidad de vida al incapacitarlas varios días al mes durante su periodo menstrual al grado de requerir hospitalización.

Asimismo indicó que aún cuando no hay estudios que lo comprueben, muchos especialistas sugieren que puede tener una carga genética, “creemos que se incrementa entre un 15 y 20% el riesgo de presentarlo cuando se tiene una mamá o una hermana que lo haya padecido, aunque aún estamos estudiándolo”.

(*) Maria de Lourdes Flores Islas
Ginecologabiologa de la reproducción
 Lourdes.flores@redcrea.com.mx
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *