CARGANDO

Escribe para buscar

El asma: problema molesto, pero casi siempre controlable

especiales

El asma: problema molesto, pero casi siempre controlable

Compartir

El asma es una enfermedad respiratoria que se caracteriza por la inflamación de los bronquios, que son los conductos por los que pasa el aire hacia los pulmones, para que de ahí el oxigeno pase al resto del cuerpo. Se caracteriza por tos, en mucha ocasiones sibilancia (sonido que hace el aire al pasar por las vías respiratorias congestionadas) y secreción. 

En entrevista con sumedico, Margarita Fernández Vega, jefa del Departamento de Formación de Personal en Salud de Posgrado del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, comentó que es importante identificar cuál es su desencadenante, el cual puede ser alérgico o no alérgico. Dentro de éstas últimas se encuentran el frío y enfermedades de las vías respiratorias, y la más común de las alérgicas es el polvo.

En un primer paso lo más importante es tratar esas causas para controlarlas y que el paciente las evite. Dentro de los tratamientos se encuentran antiinflamatorios especiales, comúnmente la cortisona que viene en cuatro presentaciones: oral, intravenosa, intramuscular e inhalada. Los medicamentos deben ser inhalados para que pasen por las vías respiratorias. Cuando los bronquios se contraen (broncocontriccion) se utiliza un bronco dilatador.

En casos más severos se recurre a medicamentos más especializados. Las vacunas sólo ayudan a controlar alergias, pero no curan el asma. Los expertos lo dividen en cuatro grados de severidad, pero la mayoría de los pacientes tienen un asma muy leve, por lo que se puede controlar con los medicamentos, teniendo muy pocas crisis al año. 

Los asmáticos deben tener un plan de autocontrol donde registren los síntomas y con un “flujometro” midan qué tan cerrados o abiertos se encuentran los bronquios, lo que ayuda a prevenir una crisis.

En los niños el asma es controlable y en más del 85 por ciento de los casos es curable. Sin embargo, en los adultos es más peligroso.

En México ha aumentado el asma, pero esto se debe a que los pacientes son diagnosticados tardíamente, lo que provoca mayores complicaciones.

Es necesario acudir al médico para identificar la causa y controlarla, tener tratamiento preventivo, no estar en sitios cerrados, no fumar ni estar cerca del humo, evitar peluches, alfombras, polvo y mascotas. 

RECOMENDACIONES

  • Cuidar su peso
  • Aumentar precauciones en pacientes diabéticos
  • Aprender a usar dispositivos 
  • Vacunarse contra la influenza

El asma no es incapacitante en la mayoría de los pacientes, pues existen opciones para que estén en las mejores condiciones y realicen  todas sus actividades normalmente. 

Un dato:  Expertos la dividen en cuatro grados de severidad, aunque la mayoría de los pacientes  padecen de la considerada más leve.
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *