LOADING

Type to search

Diez consejos para vivir un embarazo saludable

Sin categoría

Diez consejos para vivir un embarazo saludable

Share

La maternidad, por sí misma, representa cambios físicos y psicológicos que pueden llegar a preocupar y confundir, es por ello que la ginecoobstetra y bióloga de la reproducción, Edith Cervantes Guerrero (*) comparte con SUMEDICO esta pequeña guía para lograr un embarazo  exitoso. Ve el video aquí parte uno y parte dos

Toda paciente que tenga síntomas de estar embarazada, “tiene que confirmar el diagnóstico con una prueba en sangre”, esto para estudiar si tiene buen pronóstico; asimismo, debe someterse a un ultrasonido para ver si es un embarazo normal o múltiple, además de verificar la presencia de un saco gestacional en su útero y que el embrión se encuentra dentro de él, esto para descartar una parada en la evolución del embrión o que haya su pérdida.

Lleva un control prenatal
Una vez que se tiene la certeza de estar embarazada, se debe elegir quién se hará cargo del proceso de maternidad, para esto se debe evaluar si no hay factores de riesgo como una edad arriba de los 35 años o si la paciente es una adolescente, además de tomar en cuenta si se padecen enfermedades previas como diabetes, presión alta, tiroides, lupus, artritis, etcétera. Además de esto hay que planear a qué hospital se acudirá en caso de emergencia, cuáles van a ser las vías de llegada a éste.

Toma suplementos vitamínicos

Si es un embarazo planificado, comience a tomar una tableta de acido fólico de 500 a 800 miligramos diario, sin suspender hasta el parto; pero si no estaba planeado, una vez que se confirma el diagnóstico, empiece a tomar dicho suplemento. No importando si tiene una dieta saludable, se debe tomar una tableta diaria de un multivitamínico que contenga antioxidantes y vitamina A, B, C, D, además de un poco de calcio, esto hasta el final del embarazo.

Cuida tu peso, alimentación y evita malos hábitos
En la gestación fetal un aporte de vitaminas alto es indispensable, por lo que es necesario consumir leche, carne, vegetales de color verde por su hierro, leguminosas como habas lentejas; y tener en claro que el equilibrio en nutrientes va a dar una ganancia de peso saludable para la mamá y un excelente peso para el recién nacido. Es importante evitar azúcares refinadas como pastelillos, galletas, refrescos, jugos enlatados, ya que éstos nos van a dar el éxito en cuanto al peso. 

El peso tiene que ser controlado durante el embarazo, así que los primeros tres meses el aumento no debe rebasar el kilo y medio; mientras que de los 3 a los 6 meses —la ganancia va a estar dividida por mes— y debe ser de kilo a kilo y medio; sin embargo, en los últimos 3 meses aunque te cuides subirás kilo y medio por semana, esto debido a que el feto es el que tiene en ese periodo la mayor ganancia de masa, por lo que tienes que alimentarme mejor. 

En cuanto a los hábitos a evitar:
No está permitido fumar, ya que esto afecta el crecimiento del bebé, ocasiona amenazas de aborto y hace que la placenta envejezca antes de tiempo. En cuanto al alcohol; “si hay la toma esporádica de una copa de menos de 35 mililitros por alguna situación social no pasa nada, pero es preferible evitarlo también”. Sobre el consumo de café; “que sea idealmente descafeinado y tomar al menos 1 a 2 litros de agua al día. 

Hazte un examen de alteraciones cromosómicas
Se recomienda que durante los primeros tres meses de embarazo y antes de las 20 semanas de gestación que se haga un examen cromosómico, esto para descartar que el bebé tenga alguna alteración que le genere algún síndrome, como el de Down; este estudio se debe complementar con un ultrasonido estructural, el cual hace saber a la madre si está completo su embrión y que no hay alguna mal formación para tener en claro que el feto está sano. 

Identifica los factores de riesgo maternos

Debes analizar si eres candidata a hacerte estudios especiales por la evolución que ha tenido tu embarazo, o por tus antecedentes maternos, incluso por tu estado de salud actual; ya que la ganancia excesiva o pobre de peso puede representar un riesgo para tu bebé. Además de sucesos como que tus hijos anteriores hayan nacido prematuros, o después del tiempo ideal, asimismo, debes prestar atención si has presentado síntomas que siguieran preclamsia.

Descarta diabetes
A partir del sexto mes, en la semana 26 o 28, todas las embarazadas deben someterse a un examen de glucosa, esto para descartar que no se manifestó la diabetes durante el embarazo, y de ser así llevar un tratamiento oportuno, ya que de no ser tratada, la hiperglucemia pueden poner en riesgos tanto la mamá como el bebé.

Preparar la llegada del bebé

Debes tomar en cuenta por cómo va el embarazo, cuál va ser tu ruta de, acceso en caso de una emergencia, y dónde vas a ser recibido; además de quién será tu primer mecanismo de atención, ya sea la partera, el médico general, o algún especialista. Y debes asegurarte de que estas en un lugar donde exista el material necesario como un servicio de oxígeno para el bebé o que puedan brindarte los primeros auxilios en lo que te puedas trasladar a un servicio de salud con mucho más recursos. 

Asimismo, cuando la mamá da a luz y el bebé sale del útero, la cantidad de líquidos y sangre que arroja dicho órgano se tiene que reajustar, reacomodar en el cuerpo; y muchas veces esto se complica causando hemorragias, que de no ser detenidas a tiempo pueden llevar a la muerte a la madre; por lo que hay que estar en un lugar donde se tenga personal especializado que pueda detener el sangrado.

Siempre debes estar alerta

Debes estar preparada para tomar una decisión en caso de una situación crítica, ya que siempre puede ocurrir algo que cambie lo planeado, y que ponga en peligro tu salud o la de tu bebé, por lo que la rapidez con que lo soluciones será parte vital para un mejor tratamiento. 

Tras dar a luz cuídate

Es importante que las mujeres tras el embarazo tengan ayuda psicológica, para evitar la depresión post parto, además de tener un reposo de al menos 40 días, esto para que el útero pueda recuperase satisfactoriamente, y no exista amenaza alguna de muerte por hemorragia. Asimismo, la lactancia, es un proceso importante a cuidar, ya que las nuevas madres deben saber que al sentir pesadez en las mamas se necesita extraer el exceso de leche, ya que de no hacerlo pueden tener mastitis. Asimismo, deben buscar el estimular el pezón adecuadamente para que sus hijos se alimenten con efectividad.

En conclusión, toda mujer debe y tiene el derecho, de una atención eficaz durante el embarazo, por lo que si tu acabas de enterarte que estás a la espera un nuevo ser, infórmate, actúa, cuídate.

(*) Edith Cervantes Guerrero

Ginecoobstetra y bióloga de la reproducción
cerfertil@gmail.com

 

 


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *