LOADING

Type to search

Cuidados del bebé en la cuna

Sin categoría

Cuidados del bebé en la cuna

Share

Especialistas advierten sobre los riesgos que puede enfrenta un bebé en su cuna, corral  o moisés, debido a la falta de medidas de seguridad que se deben de considerar cuando se lleva a nuestros hijos a dormir.

Tan sólo en Estados Unidos, aproximadamente 10 mil  menores de dos años llegan a las salas de emergencias por lesiones que sufren cuando están en sus cunas, corrales y/o moisés, generalmente se las provocan cuando pretenden salir de estos.

Al respecto, el investigador Gary A Smith, profesor de pediatría y director del Centro de Investigación de Lesiones y Política del Hospital Nationwide Childrens de Columbus, Ohio, apuntó: “Este número esta subestimado”, apuntó. “Sabemos que los niños son llevados a su médico privado y a centros de atención de urgencias”.

Explicó que en la mayoría de los casos, el niño cae primero de cabeza, lo cual “hace que esto sea realmente un problema al que debemos prestar atención”, pues estas lesiones pueden ser peligrosas.

Los riesgos aumentan cuando el niño comienza a moverse más y entonces el  número de lesiones aumentan. La cabeza y el cuello son  las áreas más afectadas, al representar  el 40.3 por ciento de las lesiones.

Los niños con fracturas permanecían en el hospital el 14 por ciento de las veces y eran cinco veces más propensos a ser ingresados que los niños que tenían otras lesiones, apuntó el grupo de Smith.

Sin embargo, enfatiza el especialista, la cuna es la zona más segura para el bebé; la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos establece las siguientes recomendaciones:

• No adquirir cunas sin barandillas móviles, que fueron prohibidas por Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo.

• Cuando se colo1que  al bebé en la cuna, deben asegurarse de que no hay ropa de cama, juguetes de peluche ni paragolpes, pues están relacionados con muertes por asfixia

• Bajar la altura del colchón en la cuna, para que haya al menos 26 pulgadas entre la parte superior del colchón y la parte superior de la barandilla de la cuna.

• Cuando do el niño alcance las 35 pulgadas de altura, debe dejar la cuna y empezar a usar una cama para niños pequeños

• Los padres deben  seguir cuidadosamente las instrucciones del fabricante de la cuna, las recomendaciones y restricciones en todos los productos relacionados con el sueño para garantizar que el entorno sea lo más seguro posible.

 

(Con información de Univisión)

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *