CARGANDO

Escribe para buscar

Cuando la familia causa problemas mentales

Familia Padres e hijos

Cuando la familia causa problemas mentales

Compartir

Muchos de los problemas mentales tienen su origen en la familia debido a las experiencias que el paciente haya vivido en su niñez.

Aunque la familia es una institución para cuidar y guiar a los hijos, hay muchas disfuncionales que promueven el desarrollo de distintas enfermedades emocionales, pero ¿de qué manera?

Existen algunas conductas muy marcadas como la violencia física, pero hay otras que pueden pasar desapercibidas o no ser consideradas como relevantes, cuando en realidad son las que marcan el inicio del trastorno.

Estas conductas son cuatro y son las siguientes:

  1. Etiquetar y asignar roles: frases como “es muy inquieto”, “es vergonzoso” o “tiene mal carácter”, son comentarios que los adultos hacen con frecuencia sin darse cuenta que todo ello impacta en gran medida en la vida de los hijos ya que afectan la forma en que ellos se ven y se valoran. Con el tiempo, el niño creerá que todo lo que le dicen es cierto y tomará esa personalidad. A esto se le conoce como Efecto Pigmalión.
  2. Demostrar amor en exceso: los padres que repiten constantemente “nadie te amará como nosotros”, solo ocasionan que el niño se vuelva manipulable y que asuma que cualquier cosa que le hagan, estará justificada “porque es por su bien”. Esta es una de las razones de que en casos de violencia o abusos, los niños no denuncien.
  3. Ser sobreprotectores: proteger en exceso a los hijos no es nada saludable porque solo los hace inseguros, inmaduros e incluso pueden tener problemas de aprendizaje. El niño debe tener independencia para madurar y afrontar por sí solo los retos que la vida le presente.
  4. Proyectar deseos e inseguridades: los padres no deben hacer sus deseos la prioridad de sus hijos. Por ejemplo, si en la juventud se deseaba ser un destacado atleta, no presiones a tu hijo para que lo sea. Él o ella, harán lo que más les haga felices. Tampoco se deben utilizar a los hijos como un método para arreglar los problemas de pareja. Todo eso sólo le causará problemas de autoestima y les impedirá decidir por sí mismos.

(Con información de Psicología y mente)

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *