LOADING

Type to search

¿Cuáles son los peores sitios para ser infiel?

Sin categoría

¿Cuáles son los peores sitios para ser infiel?

Share

Cuando Noel Biderman planeó crear, en el año 2002, la primera red social especializada en facilitar amoríos extramaritales se enfrentó con una pregunta común entre las personas con las que hablaba: ¿Por qué se necesita una página de internet para ser infiel si la gente hace eso sin prender una computadora?

La respuesta que dio Biderman y que se convirtió en la piedra angular de su negocio, que genera ganancias de más de 60 millones de dólares al año, fue: porque el trabajo y las redes sociales como el Facebook son los lugares más comunes en los que las personas tienen amoríos y son atrapados ya que todos conocen sus patrones de conducta.

Con el paso de los años, 12 millones de personas se han inscrito a la red social ashleymadison.com creada por Biderman y han puesto a prueba sus mecanismos de confidencialidad y protección de datos, como explicó en entrevista exclusiva con SUMEDICO.

“Yo creo que existe una diferencia crítica y fundamental entre tener una infidelidad en tu contexto cercano y en un portal específico para estos encuentros. La diferencia radica en que en los sitios de encuentros, las dos partes saben lo que buscan y desean discreción.

“Creo que un affaire o un amorío exitoso tiene dos componentes clave: el primero, desde luego, es conocer a alguien que te atraiga y el otro es no ser atrapado. No se puede decir que haya sido un affaire exitoso si al final del día la persona ha sido atrapada y expuesta.
Nosotros construimos la página de internet AshleyMadison.com porque encontramos que había muchísima gente que entraba a las páginas de encuentros de solteros o de búsqueda de parejas y que en realidad no eran solteros.

Por otra parte, nos dimos cuenta de que muchas páginas para búsqueda de parejas tienen unos niveles de seguridad tan bajos, como en la red social más popular del mundo, que es Facebook y en la que muchos han tenido amoríos y han sido descubiertos.

Riesgos laborales

Los mismos niveles de baja discreción que existen en redes sociales como Facebook, Google+, Hi5 o MySpace, ocurren en los sitios de trabajo, según la óptica del abogado canadiense Biderman, conocido como “El rey de la infidelidad en internet”.

La mayoría de los amoríos extramatrimoniales, en México, en Estados Unidos y en otros países, ocurren en el sitio de trabajo y este es uno de los peores lugares para tener un affaire. El trabajo y Facebook son los peores lugares para ser infiel porque el número de personas que conoce tu información y tus patrones de conducta es tan alto que tarde o temprano serás descubierto.

Además, en los lugares de trabajo se crean comunidades pequeñas y hay muchas oportunidades de liberar o capturar información involuntariamente. Si los amoríos están presentes en un contexto en el que varias personas buscan promociones o ascensos o mejorías, alguien puede usarlas en tu contra y, en síntesis, vemos que un amorío en el trabajo significa poner una gran cantidad de riesgo en una sola charola: tu familia y tu empleo.

En contraste, nosotros pensamos, qué pasaría si se crea un espacio donde todo mundo sabe lo que está pasando, porque todos están casados o tienen una relación de pareja, y donde todos asumen que quieren mantener el secreto para proteger la estabilidad de su familia. Esto aumentaría muy radicalmente el nivel de discreción.

A partir de esta idea creamos un conjunto de herramientas tecnológicas que te pueden ayudar a mantener la discreción, incluyendo aplicaciones para el I phone, servicios de chat y otras aplicaciones que han hecho que ashleymadison.com sea tan exitosa y tan solicitada— indica el canadiense.

Desde el punto de vista financiero, el dueño se ashleymadison asegura que han estado trabajando durante 10 años sin un solo problema de robo de datos. Explica que sus servidores están en locaciones seguras y confidenciales, en diferentes partes del mundo y que cuentan con varias herramientas para separar los datos de las tarjetas de pago de los datos de perfil de los usuarios.

“Nosotros no pedimos datos personales para identificar a los usuarios del perfil, como nombre, dirección o teléfonos. Se pide el código postal para ubicar posibles encuentros cercanos, pero todo el sistema está construido con los más altos niveles de seguridad y recorrimos a las principales compañías de seguridad del mundo”, detalla.

Múltiples generaciones

Los amoríos o affaires cruzan a ambos géneros, en casa, clase socioeconómica, en cada grupo étnico. Una anécdota narrada por Biderman sirve como introducción para explicar algunas sorpresas que han encontrado durante la evolución de su red social.

“Cuando yo construí Ashleymadison, en el primer año recibí un correo electrónico de un usuario muy enojado que me decía ‘ninguna mujer visita mi perfil y descubrí que es porque no aparecen mis datos en la página que ellas pueden ver’.

“Entonces me di cuenta que el usuario estaba en lo correcto ¿quieres saber porqué? Porque en las primeras herramientas de búsqueda de mi página solamente puse un rango de edad de 21 años hasta 65 años. Pero este hombre que me estaba reclamando tiene 73 años de edad.

“Al principio no había considerado a la Generación Viagra, pero ahora veo que hay millones de personas mayores que continúan teniendo vida sexual y que también están interesados en encontrar un amorío.

Hoy podemos decir que tenemos a más de 300 mil hombres mayores de 70 años entre nuestros suscriptores”.
 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *