CARGANDO

Escribe para buscar

Consejos para cuidar la piel del bebé

ninos

Consejos para cuidar la piel del bebé

Compartir
Una de las principales preocupaciones de los padres debutantes es la piel de sus bebés, sin embargo, en ocasiones la misma inexperiencia los lleva a cometer algunos errores que pueden lastimarla, indicó a SUMEDICO la dermatóloga Claudia Yáñez Jacques, del Consejo Mexicano de dermatología.
 
Desde que el bebé nace, como señaló la doctora, su piel sufre algunos cambios en su color, así como irritación y descamación, sobre todo cuando está llorando o hace mucho calor, y esto se debe a que la piel del bebé no termina de madurar sino hasta un mes después del nacimiento, por lo que antes se muestra vulnerable ante ciertos elementos externos, por lo que es necesario tener ciertos cuidados. 
 
“Las principales funciones de la piel son de protección, tanto a los rayos ultravioleta como a traumatismos y algunos agentes químicos con los que tiene contacto, y esto lo consigue gracias a algunas bacterias amistosas que ayudan a la absorción de sustancias y vitaminas, así como para evitar la deshidratación y regular la temperatura”, comentó la especialista. 
 
No obstante, la piel tiene otra función, que se da en el momento que tienen contacto las pieles de la madre y el bebé: la activación y el mejor desarrollo del sistema nervioso del bebé. 
 
Para ilustrar la ligereza de la piel de un bebé al nacer, la especialista reveló que ésta es hasta un 60 por ciento más delgada que la piel de un adulto, por lo que resulta sumamente vulnerable ante la toxicidad de ingredientes que se encuentran en algunos productos destinados para la piel como cremas, ungüentos y pomadas.  
 
Es por ello que la especialista hizo especial hincapié en recomendar el uso de productos específicamente diseñados para el tipo de piel de los bebés, como hipoalergénicos y libres de alcohol y perfume, y señaló que la protección y la salud de los bebés debe hacerse de la siguiente forma:
  • Limpiar ojos y nariz con sueros fisiológicos que ayudan a reforzar sus defensas ante infecciones, frío y contaminación
  • Tener muchos cuidados para la limpieza de la zona del pañal, el rostro y el resto del cuerpo, tanto en la ducha como en la tina, por medio de un limpiador suave, sin tallar y utilizando agua tibia, y sin exceder en el tiempo del baño
  • Es importante cuidar que el bebé esté hidratado todos los días, utilizando cremas humectantes y lociones específicas que no dañen su piel
  • Cuidados especiales ante rozaduras por los frecuentes cambios de pañal, ya que las heces y la humedad son irritantes, utilizando una pasta protectora para evitar que se roce 
La especialista también recomendó evitar el uso de talcos o maicena para evitar la resequedad y las rozaduras después del baño o el cambio de pañal, ya que se trata de polvos finos que pueden resultar tóxicos si el bebé los respira. 
 
Finalmente, manifestó que la importancia del cuidado de la piel del bebé es elemental para su buen desarrollo, ya que “la piel es el medio de comunicación que tenemos con el medio ambiente”. 
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *