CARGANDO

Escribe para buscar

¿Cómo debe ser un desayuno ideal?

Comida Sana Vida Sana

¿Cómo debe ser un desayuno ideal?

Compartir

Para tener energía todo el día y mantener una buena salud, se debe tener un desayuno completo y equilibrado, pero ¿cómo lo conformamos?

La Dra. Myriam Belmar, endocrinóloga del Hospital Nisa Pardo de Aravaca en Madrid, indica que el tipo de desayuno puede variar dependiendo la hora en que nos levantemos, si es fin de semana, si son vacaciones o no comemos en casa, pero sin importar el caso, debe ser ligero y completo.

La especialista señala que un buen desayuno se conforma de cuatro etapas, las cuales son.

  1. Comienza bebiendo un vaso de agua para que active el metabolismo y te hidrate desde el inicio del día. Si no te agrada beber agua sola en ayunas, añade un poco de limón, naranja u hojas de menta o albahaca. De igual manera hay que consumir hidratos de carbono con bajo índice glucémico para liberar la energía. Una opción es el muesli, el cual contiene cereales, frutas deshidratadas, frutos secos y leche. Si gustas también puedes optar por dos rebanadas de pan con tomate en trozos.
  2. Añade proteína para fortalecer los músculos. Dos rebanadas de jamón, huevo cocido o dos rebanadas de pechuga de pavo, son las mejores opciones.
  3. No olvides los lácteos. Puedes servirte un vaso de leche semidescremada o desnatada con té, café o cacao. También puedes tomar dos yogures naturales, de preferencia bajo en calorías.
  4. Las frutas son alimentos que no pueden faltar en tu plato. Las más recomendables son el plátano, las uvas o los higos porque aportan una gran fuente de energía y no contienen tantas calorías.

En caso de que no puedas hacer este desayuno, la especialista recomienda sustituirlo por dos rebanadas de pan integral con pavo o por una cucharada de miel o jalea real.

Si el problema son los lácteos, sólo basta con agregar dos cucharadas de semillas de sésamo, pues es un gran fuente de calcio.

Cuando no tienes tiempo de disfrutar la fruta, puede prepararte un jugo de naranja o mandarina y llevártelo al trabajo.

Para combatir el hambre de medio día, come un puñado de frutos secos sin sal como nueces o almendras.

(Con información de Infosalus)

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *