CARGANDO

Escribe para buscar

Cinco consecuencias de dormir en exceso

buenavida Vida Sana

Cinco consecuencias de dormir en exceso

Compartir

Dormir bien no sólo no ayuda a descansar, sino que previene enfermedades como la obesidad, diabetes e incluso disminuye el riesgo de muerte prematura.

Por ello, los especialistas recomiendan dormir ocho horas seguidas como mínimo; sin embargo, muchas personas no lo hacen ya sea porque duermen menos o más.

Una de las alertas que más emiten los especialistas es que no se deben dormir menos horas de las indicadas, pero esto no quiere decir que extenderse sea bueno.

“Las personas que duermen más de 10 horas al día tienden a tener peor estado de salud que aquellas que duermen un promedio de 7 u 8 horas”, declara Susan Redline, profesora de la Universidad de Harvard y médica de la división de desórdenes del sueño del hospital Brigham and Women’s de Boston.

Por su parte, Daniel Hernández Gordillo, neumólogo titular de la Clínica del Sueño del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, en Jalisco, México, indica que si bien la recomendación es dormir ocho horas, el tiempo ideal dependerá de la edad de casa persona y de diversas circunstancias.

Por ejemplo, en el caso de los bebés es necesario que duerman hasta 20 horas; en los adolescentes, lo ideal es entre siete y nueve horas, mientras que los adultos de seis a ocho horas.

“Dormir demasiado puede causar ciertas enfermedades”, dice.

Daños por dormir mucho

El especialista menciona que se considera un sueño prolongado, aquel que dura más de ocho horas. Esto significa que la persona no alcanza un estado profundo y constante de sueño como usualmente se cree.

Asimismo, indica que el sueño excesivo, puede ocasionar los siguientes problemas.

  • Aumenta riesgo de enfermedades cardiovasculares: las mujeres que duermen más, son más vulnerables de desarrollar problemas cardíacos.
  • Se altera el metabolismo: estudios afirman que no dormir lo suficiente provoca problemas de peso, lo mismo que se si duerme de más.
  • Puede surgir la diabetes: los niveles de azúcar se incrementan cuando se duerme poco y mucho, derivando en diabetes tipo 2.
  • Tu cerebro se alenta: se envejece a mayor velocidad, lo que puede ocasionar dificultades en el desarrollo óptimo.
  • Se afecta el estado de ánimo: puede surgir depresión. En quienes ya la padecen y duermen mucho, se puede agravar la enfermedad.

(Con información de BBC)

Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *